Connect
To Top

Cuba y la UE acuerdan blindarse, China lanza nueva advertencia.

La Unión Europea y Cuba firmaron el lunes su primer pacto de cooperación y prometieron que la llegada al poder del Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no afectará a sus relaciones en el futuro, mientras que representantes en China señalaron este lunes que las últimas declaraciones del republicano sobre Taiwán causan una “seria preocupación” al sugerir que estaba reconsiderando la relación de su país con la isla, y sugirió que cualquier cambio en este sentido podría dañar la relación entre Washington y Beijing.
La Unión Europea y Cuba firmaron el lunes su primer pacto de cooperación y prometieron que la llegada al poder del Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no afectará a sus relaciones en el futuro.
“Este es un día histórico, hemos pasado una página. Hoy estamos empezando a escribir juntos un nuevo capítulo”, dijo la responsable de la política exterior comunitaria, Federica Mogherini, mientras los principales diplomáticos del bloque de 28 países y el ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, rubricaban el pacto en Bruselas.
El acuerdo, que busca respaldar el desarrollo económico y promover la democracia y los derechos humanos en la isla, será la base legal para las futuras relaciones entre Bruselas y La Habana. La postura oficial de la UE hacia Cuba data de 1996.
Para Rodríguez, la prioridad es desarrollar la economía cubana, pero destacó “un importante obstáculo para las relaciones comerciales entre la UE y Cuba”: el bloqueo económico y financiero de Estados Unidos.
“Tendremos que ver cómo se desarrollan las cosas. Pero tenemos mucha esperanza en que las relaciones entre la Unión Europea y Cuba sigan creciendo y enriqueciendo a ambas partes”, dijo agregando que los lazos “entre la UE y Cuba no pasan por Washington”.
El pacto es el resultado de un largo proceso y la llegada al poder de Trump en enero “no afectará de ningún modo a las relaciones entre la Unión Europea y Cuba”, señaló Mogherini.
“La Unión Europea ha expresado su preocupación por el efecto extraterritorial de las sanciones estadounidenses sobre Cuba. Continuaremos haciéndolo porque creemos que no solo está en interés de la isla y su gente sino, sobre todo en nuestro caso, está en el interés de los europeos atajar este asunto”.
Cuba dice que el coste total del embargo, impuesto hace 55 años, es de 125.900 millones de dólares, incluyendo 4.600 millones de dólares el año pasado.
El acuerdo debe ser ratificado ahora por los parlamentos nacionales y regionales de todos los estados miembro de la UE para su entrada en vigor. El bloque decidió aplicar de inmediato y de forma provisional algunas de sus partes.
China dijo el lunes que las últimas declaraciones del Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, sobre Taiwán causan una “seria preocupación” al sugerir que estaba reconsiderando la relación de su país con la isla, y sugirió que cualquier cambio en este sentido podría dañar la relación entre Washington y Beijing.
Los comentarios de China se producen un día después de que el republicano, en declaraciones a la televisora Fox News, dijo que no se sentía “limitado por la política ‘una China’ a menos que hagamos un acuerdo con China que tenga que ver con otras cosas, incluyendo el comercio”.
La política “una China” es el “fundamento político” de los lazos diplomáticos entre las dos naciones y cualquier agresión podría hacer que la cooperación quede descartada, señaló Geng Shuang, portavoz del Ministerio de Exteriores chino.
“Pedimos al nuevo líder de Estados Unidos y al gobierno que comprendan plenamente la seriedad de la cuestión de Taiwán, y que sigan ajustándose a la política ‘una China”’, apuntó.
Desde que reconoció a la República Popular de China en 1979, Estados Unidos se adhirió a la política “una China” por la que reconoce a Beijing como la capital del país y mantiene solo relaciones extraoficiales con Taiwán. Sin embargo, la ley estadounidense requiere que Washington se asegure de que Taipei tiene medios para defenderse y para tratar todas las amenazas a la isla como temas de gran interés.
Taiwán se separó de China durante la guerra civil de 1949 y Beijing sigue considerando a la isla como una provincia separatista que se reunificará con el continente, por la fuerza si es necesario.
La de Geng es la condena pública más fuerte de China ante las críticas de Trump a la actual política estadounidense hacia Taiwán.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in Internacional