Connect
To Top

Al acudir a la XLI Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, señaló que ante las grandes deficiencias que presenta el Sistema de Justicia Penal, es el momento de cerrar filas, de no repartir culpas, de homologar la actuación y trabajar tanto federación como estados en el diseño de tareas para su consolidación e implementación exitosa.
“El nuevo Sistema de Justicia Penal aún presenta grandes deficiencias, requiere y es indispensable aplicar acciones para que sea eficaz y eficiente”, sostuvo.
En Palacio Nacional, el mandatario capitalino presentó al Consejo Nacional de Seguridad Pública, en su calidad de coordinador de la Comisión de Seguridad y Justicia de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), los siguientes acuerdos que fueron aprobados.
La homologación de las unidades estatales de supervisión a medidas cautelares y suspensión condicional de procesos; el Modelo Nacional de Policía en Funciones de Seguridad Procesal, exhortando a las entidades federativas a designar recursos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), para la implementación de dichos modelos.
También se aprobó que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en coordinación con la Procuraduría General de la República (PGR), elabore el modelo para homologar órganos especializados en mecanismos alternativos de solución a controversias en materia penal y de unidades de atención temprana.
En presencia del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de Gobernadores, funcionarios del gabinete del Gobierno Federal e integrantes de la sociedad civil, el Jefe de Gobierno explicó que en el Sistema de Justicia Penal prevalece el principio de presunción de inocencia del imputado y conforme a tal debe ser tratado en todas las fases del procedimiento, por ello, la prisión preventiva ahora solo se utiliza como excepción, no como regla general.
El mandatario capitalino remarcó que existen 29 unidades de medidas cautelares, con características no homologadas, “las cuales no están presentando un debido funcionamiento por la falta de mecanismos efectivos para hacer las evaluaciones de riesgo, lo que es fundamental  para evitar que aquellos que sí deben estar en prisión preventiva, no la evadan”.
Respecto al Modelo Nacional de Policía en Funciones de Seguridad Procesal, explicó que hay que tomar conciencia que es indispensable contar con cuerpos especializados para la seguridad de las salas de audiencia, custodia, traslado de imputados, acusados, sentenciados, resguardo necesario de testigos y por supuesto de la evidencia.
El Jefe de Gobierno señaló que los mecanismos alternativos de solución de controversias son una tarea fundamental en este Nuevo Sistema de Justicia. Dijo que hasta el momento se encuentra incompleta la instalación de los órganos especializados en mecanismos alternativos de solución de controversias y las unidades de atención temprana. “Debemos homologar, debemos garantizar uniformidad en este tipo de procedimientos en todo el país”.
Durante su intervención, el mandatario capitalino reconoció el impulso que el Senado de la República dio a la propuesta que presentaron el Consejo Nacional de Seguridad Pública y la CONAGO sobre el endurecimiento a las penas por portación ilegal de arma de fuego, a la que se dará seguimiento en la Cámara de Diputados.
El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, coincidió con el Jefe de Gobierno sobre el Nuevo Sistema de Justicia Penal. Expresó que pasaron “ocho años para la entrada en vigor de este modelo, pero por sí mismo no asegura la eficacia, ni los objetivos que tiene trazados, tiene que haber retroalimentación, observancia, seguimiento y evaluación”.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in CDMX