Connect
To Top

EL AÑO VIEJO, EL VODEVIL DE LA POLÍTICA Y LA GASOLINA
Por Roberto Cruz

“Yo no olvido al Año Viejo / porque me ha dejado cosas muy buenas… / Me dejo una chiva / Una burra negra / una yegua blanca / y una buena suegra…”.
¡Ay, me dejó, me dejó… una bombita por la gasolina… y una bombota llamada Donald.
Fuera de fiesta y de ésta última línea inventada, más bien, en la realidad, a los mexicanos, el 2016 nos deja algo así como una resaca de preocupación.
En gran parte por una incertidumbre económica traducida en incertidumbre política.
Sin duda, pero como cualquier otro año, un pesar por desgracias naturales, otras quizá evitables; muerte de personajes de distintos ámbitos; fugas de políticos vivales; así como una especie de vodevil entre precandidatos, legisladores y funcionarios públicos.
¿Algo bueno? Sin duda. El año para los mexicanos pudo ser peor. El mundo está de cabeza y no todas las naciones soportaron la avalancha de los peores precios del petróleo en los últimos años, ni la escalada del dólar haciendo pedazos a muchas monedas en varios países.
Con sólo voltear a ver hacia Venezuela, Brasil, Colombia. Con medidas y planes, algunos esbozados desde el sexenio pasado panista, la economía mexicana ha resistido hasta ahora el embate.
La situación no es como la pinta la oposición, empeñada no sólo en no hacer equipo para, juntos, políticos, Poderes, instancias, enfrentar una convulsión totalmente externa.
Por angas o mangas, el desempleo no se ha desbordado. Tal vez no es de festejo como quiere pintarlo el gobierno federal, pero ni por asomo se vive una situación de catástrofe. Empleos hay, mal remunerados muchos, pero hay.
Hace unos días, un amigo, en discusión navideña, daba la razón a algunos analistas -eso dijo- quienes rechazaban la versión oficial de creación de plazas laborales. ¿Cómo?, expresó, si no hay inversión, ni obras.
Bueno, dije a mi amigo, tus analistas se equivocan. La versión del gobierno es válida en la mitad del caso en una situación normal y en una de emergencia como la actual: Los empleos informales se convirtieron en formales. Se registraron en el IMSS, se asignaron prestaciones, salud, crearán antigüedad. La otra mitad sí se ha resuelto con inversiones y obras. Resaltan las de infraestructura carretera y las de empresas externas (varias automotrices), aun cuando éstas últimas podrían verse afectadas ante las nuevas políticas estadounidenses por entrar. Y muchísimos más por el innegable apoyo del sector empresarial.
¿Algo bueno del año viejo al nuevo? El incremento salarial a iniciar a partir del 1 de enero. ¿Insuficiente porque además del fantasma del Donald Trump ogro está el de la escasez y alza del precio de la gasolina? Veremos.
Un incremento al salario mínimo, se debe reconocer, empujado también por mucha gente, por la presión de distintos líderes, como Miguel Ángel Mancera y Andrés Manuel López Obrador. Algunos más sólo se subieron al tema para aparentar estar de acuerdo y llevar agua a su molino de promoción política.
Un año políticamente balanceado. El PRI se fue de cinco gubernaturas, pero recuperó o mantuvo dos o tres. Se amainó la tormenta con la CNTE a base de mesas y mesas, ¿y billetazos? Aunque últimamente han vuelto a las andadas.
Las manifestaciones de los padres de los 43 normalistas desaparecidos, sin claudicar en la exigencia al gobierno para dar mayores resultados en la investigación, pero sin presionar ni un gramo a la Izquierda, responsable total de los graves hechos de Iguala en septiembre de 2014, se han concientizado más en el sentido de aceptar una trágica realidad, aunque no un cierre del caso.
¿Algo bueno? Sobrevivimos.
¿El tema negro? La inseguridad. Planes por aquí, planes por allá, discursos, pero la lacra sigue ahí. Como el tema del empleo o el económico en general, no está como lo pintan quienes opinan sólo como artificio político. La situación no es comparable a la vivida en casi todo el territorio nacional del 2005, aproximadamente, al 2011 o 12.
Hay violencia, agazapada en ciertas entidades y en ciertas zonas de esas entidades. Eso genera inseguridad para quienes habitan esas zonas. En el resto del país la inseguridad no es como para implementar un toque de queda. Eso es mentira.  Vaya a Guadalajara, Monterrey, Ciudad de México, Toluca, Tlaxcala; inclusive Veracruz, si quiere, Culiacán, ¡Acapulco! o la capital de Colima, en donde comienza a forjarse un cierto enfrentamiento entre bandas rivales del narcotráfico, y puede pasear, vacacionar, y en ningún caso o momento será presa de un incidente. Si ocurre no es el común denominador. El infortunio es más posible hoy en Estados Unidos o Europa, claro, con otro tipo de violencia, más difícil.

EL MALO Y LA MALDAD

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in Editorial

  • CDMX, ¿SIN CRIMEN ORGANIZADO?

    Por: Gerardo Viloria Mostrando la misma forma de comportamiento violento cuando algún cabecilla –del narcotráfico y/o crimen organizado- es detenido o...

    Redacción ImpresaJuly 25, 2017
  • AUDIENCIA INICIAL PARA NO ABOGADOS

    Por David Fernández Mena En la audiencia previa del Nuevo Sistema de Justicia Penal será la primera vez que la persona...

    Redacción ImpresaJuly 24, 2017
  • CONTRADICCIONES DEL “FRENTE OPOSITOR”

    Por Pablo Gómez El proyecto de “frente opositor” o “frente democrático”, promovido por las direcciones ejecutivas del PAN y el PRD,...

    Redacción ImpresaJuly 21, 2017
  • FRENTE A LA CASTA DE LOS ADULADORES

    Por Víctor Corcoba Herrero Hoy más que nunca se necesitan personas con tesón, nada aduladoras, dispuestas a sucumbir a la incertidumbre...

    Redacción ImpresaJuly 20, 2017
  • INDIGNACIÓN SOCIAL

    Por Martín Espinosa  Hay que diferenciar en estos tiempos confusos que vive el país entre el significado de la molestia de...

    Redacción ImpresaJuly 19, 2017
  • HISTÓRICO #16J VENEZOLANO…

    Por Enrique Aranda Venezuela vivió ayer una jornada cívica ejemplar. Millones de ciudadanos salieron a las calles y formaron largas filas...

    Redacción ImpresaJuly 18, 2017
  • Derechos Humanos, eje central de la vida cotidiana

    Los derechos humanos deben ser el eje central de la cultura y el Estado de Derecho, subrayó el presidente de la...

    Redacción ImpresaJuly 18, 2017
  • LA PLATAFORMA DIGITAL DEL SISTEMA NACIONAL ANTICORRUPCIÓN

    Por Francisco Javier Acuña Bajo la filosofía de la “3de3”, ecuación de sujeción reforzada de los servidores públicos a la legalidad...

    Redacción ImpresaJuly 17, 2017
  • LAS INDECISIONES DE MANCERA

    Por Marco Antonio Aguilar Torres  ¿Cuál será la estrategia política que está utilizando el actual jefe del Gobierno de la Ciudad...

    Redacción ImpresaJuly 14, 2017