Connect
To Top

EL “GASOLINAZO” QUE DERRAMÓ EL VASO
Por Alejandro Calvillo

El “gasolinazo” ha derramado el vaso, ninguna triquiñuela política recuperará al PRI de esta medida y, de hecho, el “gasolinazo” derrama el vaso del sistema político mexicano.  El tema es sumamente complejo y no puede ser entendido sin el contexto actual y los precedentes de abandono y corrupción de la industria petrolera, del castigo al salario de los trabajadores manteniéndolo en un nivel de miseria y de la corrupción generalizada en las instituciones públicas. Las protestas por el “gasolinazo” son protestas contra la profunda corrupción del gobierno, contra la ineptitud para enfrentar la violencia, la desigualdad y el deterioro de los servicios públicos, como la salud y la educación.
La política neoliberal sin adjetivos que nos ha gobernado tenía la premisa de que no hay que producir lo que nos sale más barato comprar en el exterior. La política neoliberal sin adjetivos, bien aprendida en instituciones académicas privadas del país y profundizada en las escuelas estadounidenses, ha llevado a sus pupilos, convertidos en funcionarios y gobernantes en México, a diseñar un país maquilador y exportador de recursos naturales al país del Norte, un país profundamente dependiente que se topa ahora de frente con un giro en la política estadounidense que nos deja a la deriva.
Para qué producir gasolinas si sale más barato comprarla en el exterior, para que producir maíz si nos sale más barato comprárselo a Estados Unidos. Así nuestro abasto de alimentos y de energía paso a depender del suministro de los Estados Unidos. Ya veníamos viviendo la explotación masiva y desbordada de petróleo para abastecer a los Estados Unidos durante la crisis en Medio Oriente, que llevó a López Portillo a la frase de que teníamos que “administrar la abundancia”, mientras se producía el mayor accidente y derrame de petróleo en el mundo, con el Ixtoc. Simplemente, no administramos la abundancia y ahora vivimos las consecuencias.
El “gasolinazo” tiene solamente una causa: la profunda ineficacia del gobierno mexicano, su corrupción y la de Pemex y su sindicato. Un sindicato y una empresa que ha suministrado recursos para las campañas políticas, que ha servido de botín para los funcionarios públicos y sus empresas aliadas. No sólo el petróleo ha dejado de proveer recursos a la Nación, desde hace años, son nuestros impuestos los que subvencionan a Pemex, especialmente, a Pemex Refinación. La corrupción ha estado ahí por decenios, el abandono y las complicidades han estado ahí por decenios. Las consecuencias ya no pueden ocultarse y el Estado está quebrado.
Una gran parte de la población mexicana vive una situación insoportable gracias a la alianza entre los poderes políticos y económicos que han mantenido a los trabajadores en condiciones salariales deplorables, con uno de los menores ingresos en el mundo, dentro de naciones de la misma escala. El país está quebrado, se cae a pedazos.
La profundidad del problema es tanta que la solución no puede ser superficial, requiere un cambio de régimen. Organizaciones sociales apoyadas y soportadas por el sector empresarial critican acertadamente al gobierno por no lanzar una política anticorrupción y de recorte en el gasto para acompañar el “gasolinazo”, sin embargo, callan sobre el impacto del “gasolinazo” entre la población pobre del país, el aumento de precios que esto traerá en el transporte público y en el precio de los alimentos, callan sobre la profunda desigualdad que no encaja en las fórmulas simples neoliberales. Y callan, principalmente, en la situación del salario mínimo y la necesidad de aumentarlo. El problema es mucho más complejo.
El transporte público ya había anunciado la necesidad de incrementar precios ante el aumento en los costos de los insumos y la necesidad de mejorar el deteriorado servicio que domina a este sector. El aumento del precio de los combustibles impactará aún más en el costo del pasaje y pospondrá la mejoría en el servicio, en una población de usuarios que ha visto el deterioro paulatino y constante de su salario. En consecuencia, aumentará el precio del transporte público y continuará el deterioro del transporte público para los más necesitados
Por su parte, el aumento de precios en alimentos se dará tanto por el aumento en el costo del combustible para el sector agrícola, como para el transporte y procesamiento de los productos. Lo anterior se suma a un aumento considerable en el costo de los insumos por la paridad con el dólar. Los estaremos viendo en una gran diversidad de productos, como la tortilla. El costo de la canasta básica se incrementará significativamente.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in Editorial

  • Editorial del 17 de Enero del 2017

    AMPAROS CONTRA GASOLINAZO  NO PROCEDEN: JUDICATURA Por Los Malosos “No hay forma de que procedan los amparos contra el aumento al...

    Redacción ImpresaJanuary 17, 2017
  • Editorial del 13 de Enero del 2017

    EL PODER POLÍTICO ES EL CULPABLE Por: Manuel Narváez Narváez La semana pasada referí en mi colaboración semanal titulada: “del repudio...

    Redacción ImpresaJanuary 13, 2017
  • Editorial del 11 de Enero del 2017

    NECESARIO AUMENTAR INVERSIONES EN SECTOR GASOLINERO; SHCP A CONAGO Por Jaime Arizmendi Y sigue la mata dando… Ahora que la irritación...

    Redacción ImpresaJanuary 11, 2017
  • Editorial del 10 de Enero del 2017

    GASOLINAZO Y TRUMP Por: Gerardo Viloria Los referentes arriba enunciados tienen algo en común: acumulación. Veamos. Las causas de los actos...

    Redacción ImpresaJanuary 10, 2017
  • Editorial del 9 de Enero del 2017

    RECUENTOS DE RAPIÑA Y DETENIDOS TRAS GASOLINAZO Por Jaime Arizmendi Quiero mi monitor de 70 pulgadas… Cuando los disturbios por el...

    Redacción ImpresaJanuary 9, 2017
  • Editorial del 6 de Enero del 2017

    DEL REPUDIO AL FRACASO Por: Manuel Narváez Narváez La presidencia de la república preparó a la perfección el gasolinazo, la reacción...

    Redacción ImpresaJanuary 6, 2017
  • Editorial del 5 de Enero del 2017

    INICIA MARCO MENA SU MANDATO EN TLAXCALA Por Jaime Arizmendi Relevo en Tlaxcala… Con el primer día del año inició también...

    Redacción ImpresaJanuary 5, 2017
  • Editorial del 3 de Enero del 2017

    2017 Por: Gerardo Viloria De origen popular el proverbio, expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza. En este caso:...

    Redacción ImpresaJanuary 3, 2017
  • Editorial del 30 de Diciembre del 2016

    EL AÑO VIEJO, EL VODEVIL DE LA POLÍTICA Y LA GASOLINA Por Roberto Cruz “Yo no olvido al Año Viejo /...

    Redacción ImpresaDecember 30, 2016