Connect
To Top

El Presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió a Corea del Norte de que se enfrentará al “fuego y la furia” si mantiene sus provocaciones, después de que medios estadounidenses aseguraran que la inteligencia de EU considera que Pyongyang ha construido con éxito una ojiva nuclear viable.
En unas breves declaraciones en un evento sobre la lucha contra los opiáceos desde su club de golf de Bedminster (Nueva Jersey), donde el mandatario pasa sus vacaciones, Trump dijo que Corea del Norte “ha estado amenazando más allá de lo normal”.
“Y se va a encontrar con fuego y furia y un poderío que el mundo no visto nunca antes, francamente”, agregó Trump.
El Presidente no se refirió directamente a las informaciones, reveladas primero por el diario The Washington Post hoy, de que la inteligencia militar estadounidense considera que Corea del Norte está muy cerca de convertirse en un país con armas nucleares.
Como respuesta, Corea del Norte amenazó hoy con atacar las bases militares de Estados Unidos en la isla de Guam.
Corea del Norte está “analizando cuidadosamente un plan operativo para un fuego envolvente en torno a Guam con misiles de alcance medio largo Hwasong-12 para contener las principales bases estratégicas de Estados Unidos en la isla, incluida la Base Aérea de Andereson (sic)”, dijo un portavoz del Ejército Popular de Corea del Norte (KPA) en un comunicado recogido por la agencia estatal KCNA.
La Base aérea de Andersen aloja los bombarderos estratégicos B-1B, que ayer volvieron a ser enviados por Estados Unidos a la península coreana, según adelantó la agencia Yonhap citando fuentes militares surcoreanas.
Aviadores procedentes de Dakota del Sur (EU) se han desplazado hasta la base norteamericana de Guam con bombarderos B-1 y están “dispuestos a luchar esta noche”, informa la Fuerza Aérea estadounidense del Pacífico (PACAF) en su cuenta de Twitter.
Según varios medios estadounidenses, la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA, en sus siglas en inglés) consideró en una evaluación realizada a finales del mes pasado que “Corea del Norte ha producido ojivas nucleares para su lanzamiento en misiles balísticos, incluidos misiles intercontinentales”.
La producción de material nuclear armamentístico lo suficientemente compacto como para poder ser lanzado en una trayectoria suborbital era la gran tarea inconclusa para que el régimen norcoreano pudiera ser considerado una nación con armas nucleares, un club al que pertenecen EU, Rusia, China, Pakistán, la India o Israel.
Esta semana, además, el Ministerio de Defensa japonés concluyó en un libro blanco anual que hay pruebas que indican que Corea del Norte ha tenido éxito en la llamada miniaturización de una cabeza nuclear.
Desde la llegada de Donald Trump al poder en enero, el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha ordenado y supervisado el lanzamiento de catorce de misiles, dos de ellos, los del 4 y 28 de julio pasados, con alcances intercontinentales y, por lo tanto, con capacidad de impactar en territorio estadounidense, tanto Alaska como gran parte de la costa oeste.
Eso hace que declaraciones como las del ministros de Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, este lunes en una reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) cobren una fuerza que antes las bravatas norcoreanas no poseían.
“Si Estados Unidos atacara a la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) con fuerza militar finalmente, estamos listos para enseñarles una severa lección de fuerza nuclear estratégica”, aseguró Ri.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in Internacional