Connect
To Top

Fortalecimiento Partidista, ayudó a recuperar al militante que estaba resentido, el que había sido olvidado por el partido, por las propias autoridades, e impulsó el triunfo de Alfredo del Mazo.

Por Agustín Germán Márquez

Juan Pedro García Martínez se define como un hombre que no es de formas, razón por la cual es criticado y quien se resiste a que estemos “acostumbrados a los políticamente correcto” porque es una forma en que los políticos dan a la gente lo que se piensa que necesitan.
En entrevista en las instalaciones de El Informante México, expuso que es un militante del Partido Revolucionario Institucional desde los 14 años de edad, que siempre ha estado en contra “de los políticos de elevador, de las decisiones del dedo flamígero que designa candidaturas con poco respeto a la militancia”.
Al hablar de +Fortalecimiento Partidista, dijo que esta estructura ayudó a recuperar al militante que estaba resentido, el que había sido olvidado por el partido, por las propias autoridades.  “Como hemos escuchado, el poder desgasta, pero la soberbia más; no es un secreto que nos hemos alejado de la ciudadanía, de la militancia… nosotros hemos dado la batalla a favor del respeto a la militancia priista”, sostiene.
Esta estructura, que generó muchos comentarios, denuestos e incluso descalificaciones, inició hace poco menos de un año para impulsar las aspiraciones de Alfredo del Mazo Maza, quien pretendía ser candidato. “Conformamos la estructura con la gente que estaba, al igual que muchos que aún lo están, inconformes con las acciones del partido, con las decisiones que se habían tomado, así como la poca apertura que se dio en los ayuntamientos, el gobierno estatal y en el propio partido”, lo que derivó, incluso, en aseveraciones de que conformaron “una estructura desde el cascajo”.
“Adjetivos hay muchos, pero lo cierto es que hemos aglutinado a la gente que había sido olvidada, la que estaba inconforme”, con base en el convencimiento, sin recursos económicos de por medio, haciendo valer el sentir del militante que busca involucrarse para ser parte de algo importante, como lo es la gubernatura del Estado de México.
Cuestionado sobre si se armó una estructura paralela a la del PRI, expone: “Es como una estructura paralela, pero sin ser propiamente una estructura paralela. Hay que ser muy claros, somos la estructura de Alfredo del Mazo.  La idea era complementar la estructura del partido”, lo cual implicó un desafío “para un partido que no se encuentra y no se encontraba en sus mejores momentos”.
En este punto señala: “la militancia estaba desalentada, triste, abandonada, con poca cercanía; no tenían identidad con la gente que encabezaba el partido y que (además) había sufrido menosprecio por parte de las dirigencias del Estado”.
Menciona que Enrique Jacob Rocha fue quien le dijo que ocuparía la cartera de Fortalecimiento Partidista, lugar desde donde empezaron a agrandar la estructura y ya, durante la campaña, se formaron comités seccionales, se recorrió toda la entidad e hicieron una serie de acciones que – asegura – “quedaron plasmadas para el recuerdo en las redes sociales. Uno de nuestros aliados ha sido el Facebook y el Twitter”.
Fortalecimiento Partidista y la inclusión
García Martínez asegura que en Fortalecimiento Partidista todo mundo tiene cabida, un espacio donde se sienta a gusto, donde proponga y trabaje, razón por la cual proyecta abrir 125 oficinas en el Estado de México, con base en el trabajo realizado en la campaña a la gubernatura, en la cual cubrieron los 125 municipios, todos los Distritos Electorales y las 6 mil 500 secciones, el día de ayer Inauguro oficinas de +FP en Almoloya de Juárez y Lerma.
“Hay mucha diferencia entre militancia y horas nalga; nosotros logramos que la gente estuviera convencida, que sabe que tenemos un buen gobernador electo y que debemos seguir trabajando para apoyarle; viene el 2018, será complicado y debemos prepararnos para darle gobernabilidad a nuestro gobernador”, expone.
En este sentido, acota que su participación “no será con una actitud lacayuna”, que en el entendido de que el compromiso que se hizo es que todos van a gobernar con Alfredo del Mazo, lo cual no implica que todos tengan un espacio en la administración pública, sino que van a ser escuchados, que se van a tener los puentes de comunicación que se requieren, y que se luchará para que esos programas sociales que se comprometieron en verdad lleguen a quienes realmente lo necesitan, con el apoyo del partido, para evitar que los pseudo-líderes de las comunidades sean quienes se queden con los recursos.
Adelanta además que hizo un compromiso: no formar parte del gobierno, sino seguir al frente de la organización para que se cumplan los compromisos, como la Tarjeta Rosa, entre otros.
Y, en este sentido, si bien el modelo aplicó bien en la entidad, no descarta que se pueda replicar en el 2018 en otras entidades. “Nuestra prioridad es el Estado de México, pero hemos recibido invitaciones en Chiapas, Michoacán, Yucatán y de Campeche”.
Las mujeres, parte importante de la estructura
Juan Pedro García Martínez expuso un amplio reconocimiento al trabajo realizado por las mujeres que conforman parte de la estructura. “Como no reconocer el trabajo de las mujeres, de las llamadas guerreras, quienes han hecho una gran labor en la campaña, y que seguramente seguirán haciendo rumbo a estas tareas  en este camino hacia el 2018, en especial a Maribel Martínez, mi guerrera número uno, que particularmente con ella estamos muy reconocidos con su gran labor en el Estado”.
Este es el camino que recorrió Juan Pedro García Martínez, un priista originario de Atizapán de Zaragoza, quien tiene gusto por los caballos, y quien acude a practicar la charrería con los Charros de Huixquilucan, cuando tiene tiempo, pero que, sobre todo, gusta de estar con su familia.
“Regularmente he sido el operador tras bambalinas; no he sido la cara visible, pero ya lo he hecho, y me gustó”, remata.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in De Portada