Connect
To Top

El gobernador de California Jerry Brown declaró el estado de emergencia en el condado de Los Ángeles por el destructivo incendio La Tuna Canyon que sigue ardiendo descontroladamente en las montañas Verdugo y ha obligado a evacuar a cientos de personas de varias ciudades del condado.
El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, declaró una emergencia local alrededor del incidente el sábado por la noche e instó al gobernador a hacer lo mismo.
En su declaración el domingo, Brown dijo que las condiciones del incendio han causado “gran peligro” a los residentes del condado de Los Ángeles y ordenado más personal y equipo a la zona.
La ciudad de Los Ángeles fue en alerta táctica el domingo por la tarde, “con el fin de proporcionar recursos para el incidente del incendio La Tuna”. Los bomberos se enfrentaron a condiciones más favorables el domingo, dijo el jefe de bomberos de LAFD, Ralph Terrazas, durante una conferencia de prensa por la mañana.
Un leve descenso de las temperaturas e intensidad de los vientos, un mayor porcentaje en la humedad y más bomberos desplegados en las colinas de Sun Valley, Burbank y Glendale estaban ayudando a detener la propagación de las llamas del incendio La Tuna, que este domingo seguía ardiendo sin control.
Ralph Terrazas, jefe del Departamento de Bomberos de Los Ángeles (LAFD), indicó esta mañana que el siniestro – el más grande en la historia de la ciudad de Los Ángeles – había consumido 5,895 acres y solo estaba controlado en un 10 por ciento.
“Entiendo que esas casas estaban al final de una calle aislada y dos de ellas no habían limpiada los arbustos, por eso es importante que limpien los arbustos a un mínimo de 200 pies alrededor de su casa para permitirle a los bomberos defender su casa”, dijo el jefe Terrazas.
“Donde el fuego esté ardiendo hacia arriba (de las colinas), vamos a dejar que se queme; hay mucho combustible (arbustos) que quemar”.
El incendio que empezó el viernes por la tarde ha provocado la evacuación de cientos de personas y el cierre de la autopista 210 entre Glendale y Sun Valley.
Terrazas dijo que el número de bomberos que luchan contra las llamas aumentó a 1,061, provenientes de toda la región; también tienen nueve helicópteros apagafuegos y nueve ambulancias.
El jefe del LAFD anticipó que controlar el incendio por completo tome varios días. También dijo que tienen a investigadores para determinar las causas del siniestro.
Ceniza proveniente del incendio cae sobre gran parte del Valle de San Fernando y la calidad del aire es muy pobre, así que las autoridades recomiendan no evitar actividades al aire libre.
“Donde quiera que veas humo, el aire no es bueno”, dijo el jefe Terrazas.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in Internacional