Connect
To Top

La curva de aprendizaje con la nación sudamericana ha permitido a nuestro país no enfrentar un desafío directo de organizaciones delictivas, sostuvo el Ex Embajador.

Por Agustín Germán Márquez

Luego de un periodo como Embajador de México en Colombia, Arnulfo Valdivia Machuca habló sobre la relación entre ambas naciones: “Somos países gemelos, nos parecemos en todo, en lo bueno y en lo malo y, sin embargo, hay diferencias importantes; mucha gente tiende a comparar a México con Colombia al decir que nuestro país se parece mucho a la Colombia de los años 90, por el narcotráfico”.
En entrevista con El Informante México, Valdivia Machuca expuso que la relación con la nación sudamericana ha permitido una curva de aprendizaje para nuestro país, que se ha posibilitado que no se enfrenten problemas de mayor envergadura con organizaciones delictivas.
“En México no se tienen problemas como en Colombia con organizaciones terroristas, ya que aquí los grupos delictivos no han retado al Estado, ni han competido por convertirse en el Estado; debemos decir que de Colombia hemos aprendido, y esa curva de aprendizaje nos permite ver que no sufrimos de esos flagelos, porque hemos estado aprendiendo de ello; si bien es cierto que tenemos diferencias importantes, hay aprendizaje”, manifestó.
Al preguntarle la razón por la cual decidió renunciar a la representación diplomática, dijo que “mi ciclo en la Embajada había concluido en Colombia. Fui embajador de las negociaciones de paz, de la construcción de la paz en el post conflicto”.
Refiere que, en su oportunidad, comentó al Presidente Enrique Peña Nieto que su etapa había finalizado, que requería retomar cuestiones personales y profesionales, muchas de las cuales tienen que ver con la fotografía y la cinematografía.
“Esta fue decisión tomada en conjunto con el Presidente Peña Nieto. Tuve charlas con él donde le expresaba mi interés de realizar mis inquietudes a nivel personal, que tiene que ver en términos empresariales, artísticos; era el momento, ya este ciclo se acercaba a su fin y me permití planteárselo y él, de forma generosa, me invitó a hacer una transición suave de la Embajada, para que no de dejaran pendientes. Fue lo que hicimos”, señaló.
Valdivia Machuca expuso que si bien tiene varias invitaciones que tienen que ver con la función pública, ha decido no aceptar algunas, pero acotó que ello no implica que vaya a dejar de hacer activismo público, el activismo social, dado que son espacios que nunca perderá, aunque puntualizó que sus intereses naturales le hacen pensar en retomar lo que en un momento de su vida le llevó a viajar a Italia a estudiar cine.
“No quiere decir que mañana me convertiré en fotógrafo de tiempo completo. Quiero profesionalizar la parte artística, me gusta comprar arte, hacer mi arte, y quiero producir en cinematografía, como hizo mi padre”, apuntó.
En este punto, explicó que su papá fue productor artístico, conocido como Arnulfo “el gordo” Delgado. “Él fue productor artístico, mi mamá fue artista… nunca me dejaron ser actor y a los 31 años de edad decidí tomar un par de años, ya que termine mi segundo post doctorado, para experimentar lo que más me gusta… como la fotografía, porque hacer cine es muy complejo”.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in De Portada