Connect
To Top

El papa Francisco resultó con un ojo morado al accidentarse durante un recorrido en el papamóvil por un barrio pobre de la ciudad colombiana de Cartagena.
Al intentar saludar a un niño que se encontraba entre la multitud de fieles, el pontífice se golpeó el lado izquierdo del rostro con una barandilla del vehículo, que realizó una frenada de improviso para permitir el acercamiento del pequeño.
El golpe le ocasionó un moretón y un leve sangrado en la ceja y el pómulo izquierdos.
Tras el incidente, el Papa se limitó a tocarse la herida con la mano, mientras el jefe de su equipo de seguridad, Domenico Giani, lo auxilia.
Poco después se le brindó atención médica en la casa de una mujer del barrio de San Francisco, uno de los más marginados de Cartagena.
Francisco lo tomó con humor:
Me di una piñada (puño o golpe), estoy bien”, dijo a un periodista de Caracol Radio.
Estoy contento. No lo siento”, agregó.
San Francisco es una barriada que se extiende paralela a la pista del aeropuerto internacional Rafael Núñez, la principal puerta de entrada a esta ciudad para miles de turistas internacionales, ajena a las atractivos y lujos de la Cartagena acomodada.
En 2011, fue tema de diversas noticias cuando cerca de 700 familias perdieron sus viviendas que empezaron a agrietarse por una falla geológica, aunque hay versiones que atribuyen este hecho a que este terreno, donde en los años 60 del siglo pasado funcionaba un basurero, empezó a ceder debido a las intensas lluvias.
Pero además San Francisco padece problemas de pandillas, drogadicción y muchos más asociados a la pobreza.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in Internacional