Connect
To Top

Dentro de un automóvil, abandonado sobre un camino de terracería, fueron encontrados los cadáveres del comisario ejidal del poblado de San Mateo Otzacatipan, en la ciudad de Toluca, y dos de sus colaboradores.
Autoridades policíacas informaron que de acuerdo a las primeras investigaciones que se realizaron, el comisario y sus colaboradores, al parecer fueron privados de la vida por la disputa de un terreno.
Los cadáveres del Comisario Ejidal, Salomón “N”, quien además era abogado litigante y uno de sus colaboradores de nombre Raúl “N”, fueron encontrados en el interior de un automóvil Aveo de color blanco, placas de circulación PZG-2962, abandonado sobre un camino de terracería, muy cerca de sus respectivos domicilios, ubicados en el mencionado poblado; el otro colaborador, identificado como Eduardo “N” fue encontrado afuera del auto, pues al parecer al percatarse de la presencia de sus verdugos y de que estos iban a ejecutarlos, bajo del auto y trato de escapar para salvar la vida, pero no logro su objetivo.
Autoridades policiacas informaron que de acuerdo a las versiones que dio la esposa del Comisario, Concepción “N”, la última vez que vio con vida a su esposo fue la mañana del pasado sábado, luego de que salió de su domicilio para trasladarse a sus oficinas de la comisaria Ejidal y fue la noche de ese mismo día, alrededor de las 23:00 horas que le hablo vía telefónica para avisarle que ya iba de regreso a su casa, aunque nunca llegó.
Cuando pensaba que posiblemente se había desviado con sus colaboradores para tomarse unas copas en algún bar, dijo la mujer, fría se quedó cuando le informaron que su esposo y sus dos colaboradores habían sido asesinados a balazos y que sus cuerpos fueron encontrados la madrugada del domingo, dentro del automóvil de su marido.
Todavía con la esperanza de que todo se tratara de un error, agregó la destrozada mujer, se trasladó a las instalaciones del semefo de la FGJEM y al tener de frente los cuerpos estalló en llanto y sufrió severa crisis nerviosa cuando identificó el cadáver de su esposo y sus dos colaboradores.
Al ser cuestionada por elementos de la policía ministerial, la mujer dijo que su esposo además de Comisario era abogado litigante e indicó que sospechaba que fue privado de la vida por la disputa de un terreno que tenía con unos vecinos, de quienes ya proporcionó sus nombres.
Incluso, dijo la mujer, en días pasados un sujeto interceptó su esposo y le revelo que las personas con las que tenía el problema por la disputa de dicho terreno lo habían contratado para matarlo y le comentó que si él superaba la “oferta” no le haría daño.
Sin embargo, dijo la mujer, como su esposo no aceptó las condiciones del supuesto “gatillero”, cree que finalmente este lo ejecuto para cumplirle a sus “clientes”.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in Justicia