Connect
To Top

Homicidios, violencia de género (feminicidios), trata de personas, robos, extorsiones, narcotráfico y secuestros, es la herencia que deja Eruviel Ávila Villegas tras seis años de completa inacción oficial.

Por Agustín Germán Márquez

A pesar del repudio en su contra, Eruviel Ávila Villegas aparece sonriente, saludando a la gente, abrazando a ancianos y tomándose selfies. Así se despide en sus redes sociales y páginas oficiales de los mexiquenses, tras largos seis años en los cuales dejó de relieve su ineficacia y falta de destreza política para gobernar una entidad con más de 18 millones de habitantes.
El legado del oriundo de Ecatepec quedará manchado por la violencia, la pobreza, el desempleo, así como los señalamientos de corrupción, homicidios, violaciones, robos y desaparecidos.
Durante el tiempo que duró su gestión, se han registrado 11 mil 987 homicidios dolosos, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP); es decir que, en los últimos seis años, en promedio, suceden 165 homicidios dolosos mensuales en la entidad, cinco cada día.
La violencia de género, acompañada de feminicidios y violaciones, fueron una constante con Ávila Villegas. En todo el país no hay entidad en el que suceden más abusos sexuales que en el Estado de México, la SESNSP reporta 12 mil 428 casos de septiembre de 2011, cuando Eruviel tomó posesión, a julio de 2017, último mes de registro oficial.
Dicho de otra manera, 175 violaciones al mes, casi seis casos al día.
En los 72 meses de la administración de Eruviel Ávila se denunciaron 510 mil 418 robos en la entidad, así como mil 049 secuestros.
La pobreza es otra de las “herencias” de Eruviel Ávila. Los indicadores oficiales señalan una realidad insoslayable: en la gestión de Ávila Villegas, 49.6 por ciento de los mexiquenses están en condiciones de pobreza, para ubicarse como la entidad con el mayor número de personas en condiciones de marginación y el séptimo en proporción a su población total, de acuerdo con cifras oficiales.
Durante el primer año de la gestión de Ávila Villegas, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) contabilizaba 7 millones 328 mil habitantes en pobreza y 945 mil 700 en pobreza extrema. Para 2016, el número de habitantes del Estado de México en tales condiciones era de 8 millones 230 mil y de un millón 057 mil personas, respectivamente. Para lo que va del 2017, la cifra es de 9 millones 287 mil habitantes pobres.
El crecimiento de los niveles de pobreza fue de 12.31 por ciento y las personas en pobreza extrema crecieron 11.77 por ciento.
En materia de empleo, en el sexto y último informe se señala que 7 millones 146 mil 200 mexiquenses tenían empleo durante 2016, mientras 362 mil 535 se encontraban desempleados; es decir, 4.82 por ciento de la población económicamente activa mayor de 15 años no tiene trabajo, tasa casi un punto porcentual por encima de la media nacional ubicada en 3.9 por ciento, con lo que la entidad es segundo lugar en desempleo.
Al inicio de la administración la inversión extranjera directa (IED) ascendió a 2 mil 458 millones 256 mil dólares, pero para 2016 dicho monto únicamente representó mil 828 millones 086 mil dólares; es decir, decreció 25.63 por ciento.
El índice de productividad del Estado de México en 2016 se ubicaba en 84 pesos por hora trabajada, mientras el promedio nacional equivalía a 135 pesos; es decir, la entidad gobernada por Eruviel Ávila presenta un atraso en niveles de productividad de 37.78 por ciento, lo que evidencia el fracaso de las políticas en materia de empleo y productividad instrumentadas en la presente administración.
Un dato importante que no es tomado en cuenta en el sexto informe de Ávila Villegas, es el porcentaje de población que se desempeña en el sector informal. En el Estado de México, este indicador es de 54.8 por ciento, 2.6 puntos porcentuales por encima del nivel nacional.
La Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) refiere que el Estado de México encabeza la lista de las 10 entidades con mayor cantidad de actos de corrupción.
El estudio revela que en la entidad se cometen 62 mil 100 actos de corrupción por cada 100 mil habitantes; es decir, 62.1 por ciento.
En educación las cifras del informe parecen infladas, pues contrastan con las oficiales registradas por las dependencias gubernamentales, ya que mientras Eruviel aseguró que a lo largo de su administración el grado promedio de escolaridad en el Estado de México creció 0.4 puntos, al pasar de 9.2 a 9.6 años, ello no implica avance, toda vez que la entidad se ubica en el número 12 a nivel nacional, 1.5 años por detrás del primer lugar: Aguascalientes con 11.1 años de escolaridad.
El número total de la matrícula escolar desde nivel preescolar hasta nivel superior, según el sexto informe, son 4 millones 894 mil 679 estudiantes. No obstante, la Subsecretaría de Planeación, Evaluación y Coordinación de la Secretaría de Educación Pública (SEP) refiere que el número de estudiantes para el periodo escolar 2015-2016 fue de 4 millones 627 mil 736 alumnos; es decir, 266 mil 943 estudiantes menos de lo asegurado por Ávila.
El informe asegura que para 2016 la plantilla de docentes ascendía a 261 mil 807 profesores, mientras la Secretaría de Educación Pública la establece en 238 mil 030 (9.08 por ciento menor).
Ávila Villegas asegura que para 2016 existían 25 mil 137 planteles educativos; la SEP contabiliza 22 mil 640 (9.93 por ciento menos).
El pilar número tres del Plan de Gobierno de Eruviel Ávila, como gobernador del Estado de México, era lograr una “sociedad protegida”; sin embargo, a la fecha destaca el incremento intermitente de la incidencia delictiva, así como el de feminicidios, y otro tanto en el de desaparecidos, aunado a que la cifra negra de delitos es la más alta del país, de acuerdo con el Inegi.
Durante la administración que está a horas de concluir, el Estado de México se convirtió en uno de los lugares más peligrosos del país para ser mujer, pobre y trabajadora. Los casos de feminicidio y violencia contra las mujeres, lejos de disminuir, continuaron en aumento, a pesar de los más de 30 mil millones de pesos asignados para programas de prevención y erradicación de la violencia de género en el estado, se registraron más de mil 843 mujeres asesinadas; sin embargo, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México registra, de enero de 2015 a diciembre de 2016, 626 asesinatos de mujeres, de los cuales 296 casos – 47 por ciento – fueron investigados como feminicidios y sólo 10 han recibido sentencias, destacan cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).
El conteo de casos de feminicidio en lo que va del 2017 registra 152 asesinatos contra mujeres.
Y durante la administración de Eruviel, de septiembre de 2011 a junio de este año, se han presentado 12 mil 267 denuncias ante Ministerio Público por violaciones, una cifra que, de acuerdo con especialistas, podría ser aún mayor pues no todas las víctimas presentan su denuncia.
Por si ello fuera poco, existen registros de más de 2 mil mujeres y niñas desaparecidas.
Cifras oficiales de la Fiscalía General de Justicia estatal, también refieren que más de un millón 450 mil delitos se cometieron en el periodo de septiembre de 2011 a julio de 2017, sin mencionarse los 11 mil 897 homicidios dolosos que registran las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Por lo que respecta a los homicidios, las estadísticas de dicho organismo, indican que crecieron significativamente de septiembre de 2011 a junio pasado, que registró 11 mil 704.
Con Ávila los secuestros también tuvieron un alza de 74.45 por ciento – mil 031 -, y el robo de vehículos con violencia subió 56.81 por ciento – 138 mil 583 -. Al contabilizar el total de delitos, a junio pasado se llevaba el registro de un millón 342 mil 753.
El robo a negocios en el Estado de México también creció en 120 por ciento; respecto a la cifra negra, estadísticas de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad 2016 del Inegi, indican que la entidad presenta el número de delitos no denunciados más grande del país, con 6 millones 131 mil 692.

Lejos de atender las necesidades y la problemática de los mexiquenses, el originario de Ecatepec se dedicó a proteger a sus incondicionales, a quienes convirtió, en seis años, en millonarios a costa de la pobreza del pueblo.

Por lo que hace al homicidio doloso, de septiembre de 2016 a  mayo de 2017, el promedio mensual se ubica en 170.1.
La extorsión fue un ilícito creciente en la gestión que concluirá. Entre septiembre de 2015 y agosto de 2016 las denuncias por este delito fueron 708. Dicha cifra quedó rebasada en el último año de la administración eruvielista, pues entre septiembre de 2016 y mayo de 2017 las denuncias por extorsión ya suman 887.
Un factor determinante en el comportamiento de la pobreza es el empleo y nivel de ingresos de los mexiquenses; en el primer trimestre de 2017, la tasa de desempleo fue del 4.1 por ciento, pero la mayoría de empleos generados fueron mal pagados, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.
En el trimestre octubre-diciembre de 2011, en la entidad mexiquense había 641 mil 822 trabajadores que ganaban hasta un salario mínimo (hoy Unidad de Medida y Actualización que se ubica en un valor diario de 75.49 pesos), pero el comparativo con el primer trimestre de 2017 arroja una disminución salarial, dado que ahora los trabajadores mexiquenses que perciben hasta un salario mínimo ascienden a 843 mil 962.
En 2011, al comenzar la gestión de Ávila Villegas, con una percepción superior a los cinco salarios mínimos estaban 495 mil 514 empleados. Con cifras a 2017 dicha cantidad se redujo a 190 mil 698 trabajadores.
El tema de salud fue de los menos atendidos. Datos de la Secretaría de Salud correspondientes al 2016, revelan que, por cada 100 mil habitantes hay:
– 11.3 unidades médicas
– 127.5 médicos
– 188 enfermeras
– 53.1 camas censables
– 2.2 ambulancias
Aunado a ello, las clínicas y hospitales presentaron problemas estructurales, de desabasto de insumos y medicinas. Múltiples fueron las quejas de la población en materia de desabasto en los hospitales públicos estatales, pese a la afirmación en su informe en el sentido de que en salud se disminuyeron casi en 50 por ciento las carencias por servicios. A esta irrealidad proyectada por Eruviel Ávila, se suma un hecho incuestionable: las observaciones por 658 millones 853 mil 200 pesos del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) 2015 realizadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la Secretaría de Salud estatal.
Este es el legado de Eruviel Ávila Villegas; esto es lo que deja un gobernador que actuó para beneficiarse y ayudar a sus más cercanos, con un supuesto 3 de 3 falso en el que manifestó contar con una humilde casa en Ecatepec con valor de 150 mil pesos, y una camioneta Chevrolet Tahoe, 2009, que compró de contado en 2010 por 472 mil pesos. Es el político que aseguró en un Spot que regresará a vivir a un municipio que le dio la espalda por su mal gobierno en las elecciones pasadas, al igual que en la mayor parte del Estado de México; así se va el que logró y trabajó EN GRANDE… pero sólo para unos cuantos.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in De Portada