Connect
To Top

Por Francisco Garfias 

Las ministraciones de los partidos llegan cada mes. Si llegamos al primero de octubre sin que sus dirigentes vayan a la oficialía de partes y presenten su papelito firmado de que renuncian a los recursos públicos, les van a depositar la lana.
Es el caso del PAN. Ya no tendría 95 millones para ceder a los damnificados del sismo. Un tercio de ese dinero iría a las arcas de ese partido. “Anaya está arrastrando los pies. Se está haciendo güey”, nos dijo Enrique Ochoa.
El presidente nacional del PRI particularizó en el caso del azul, pero hay otros partidos que están en la misma situación.
No han pasado a los hechos con la lana que les queda para 2017.
Y no es cualquier cosa. Son casi mil millones de pesos para apoyar inmediatamente a la reconstrucción y a las familias de las víctimas del movimiento telúrico.
El PRI, que ya pasó a los hechos, entregó el papelito firmado en el INE. Le quedaban 258 millones 617 pesos que no recibirá. La cantidad equivale a 25 por ciento de su financiamiento público anual.
Sus aliados del PVEM acudieron ayer ante el INE para renunciar al 25 por ciento de los 85 millones de pesos que les quedan. El PES tampoco recibirá en su totalidad los 57 millones y medio que le tocaban. También renuncia a una cuarta parte.
Los otros partidos se hacen como que la virgen les habla. Además del PAN, al PRD le quedan 113. 7 millones; al MC 78.3 millones; al Panal, 60.6 millones, y al PT, 54.3 millones.
Morena ofrece 103 millones —la mitad de sus ministraciones— pero hasta marzo de 2018.
• Anaya, por cierto, propuso una reducción importante en viáticos, como parte de la bolsa de 60 mil millones de pesos que el Frente Ciudadano por México pretende juntar, de acuerdo con la iniciativa “de aplicación inmediata” que presentó ayer en el Congreso.
Ochoa nos hizo notar que el Presupuesto de viáticos programado es de tres mil millones de pesos. La bronca es que 85 por ciento es para la Marina, el Ejército, la Policía Federal, Protección Civil, médicos y maestros.
“Si quitas eso, estás dejando sin recursos a los que respondieron primero a la emergencia”, puntualizó el priista.
Y más: “Eso de lo que habla es de que la propuesta no está bien pensada. No están listos para gobernar. No conocen ni siquiera el Presupuesto de Egresos de la Federación”, aseguró.
• Garganta amarilla nos dijo que el Frente Ciudadano por México acordó, en principio, el número de aspirantes a la candidatura presidencial: tres serían del PAN, uno del PRD y uno más con perfil ciudadano.
El aspirante ciudadano sería Juan Pardiñas, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).
El hombre fue corresponsal de CNN en español en India, Filipinas y Japón; colabora semanalmente en Reforma y es doctor en Política Pública por el London School of Economics. Tiene currículum.
Pardiñas ya habría pedido a su equipo que prepare una base de datos, por si le toca la lotería.
Es válido suponer que los tres precandidatos que presentaría el PAN serían Margarita, Anaya y Moreno Valle; y que el del PRD sería el jefe de gobierno Miguel Mancera.
Le preguntamos al perredista-galileo Fernando Belaunzarán, uno de los más activos promotores del Frente Ciudadano por México, sobre la veracidad de la versión.
“No está confirmado. Sí hemos platicado con panistas la viabilidad de hacer un mecanismo de selección que, además de propuestas de partido, incluya a precandidatos ciudadanos”, nos dijo.
Y más: “Sobre los ciudadanos hemos visto diferentes posibilidades. Lo de Pardiñas es una posibilidad que a mí me gusta, pero no la única”.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in Editorial