Connect
To Top

JPMorgan estima que el peso mexicano podría caer hasta 21.99 unidades por dólar en caso de que fracasen las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), entre México, Estados Unidos y Canadá.

Aunque el efecto inmediato de un colapso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) quizá sea más reducido para México de lo que muchos esperan, puede llevar al dólar hasta 22 pesos o más señalan diversos analistas financieros
JPMorgan estima que el peso mexicano podría caer hasta 21.9 unidades por dólar en caso de que fracasen las negociaciones para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que el país mantiene con Estados Unidos y Canadá.
La previsión implica un debilitamiento del peso de más de un 15 por ciento desde los 18.88 por dólar actuales y se acercaría al mínimo histórico de 22.044 unidades que alcanzó en enero, días antes de que tomara posesión Donald Trump como presidente estadounidense.
En los últimos meses, el proceso de renegociación del TLCAN ha traído una fuerte volatilidad a la moneda de México, cuya economía depende en gran parte de las exportaciones que envía a Estados Unidos bajo el acuerdo comercial, vigente desde hace más de dos décadas.
Una actualización exitosa del tratado impulsaría al peso rumbo a 18.0 unidades por dólar, dijo el banco de inversión estadounidense en una nota para sus clientes divulgada este jueves.
Según JPMorgan, el fracaso de la renegociación también acarrearía impactos negativos sobre otras variables como la inflación, la inversión extrajera directa y el crecimiento económico, que reduciría su ritmo de expansión a tasas menores al 2.0 por ciento.
La firma británica Capital Economics prevé que un rompimiento del TLCAN llevaría a la economía mexicana a crecer hasta un punto porcentual menos en 2018, con un tipo de cambio entre 23 y 25 pesos mexicanos, y una inflación de 4.5 por ciento.
“Es plausible que el peso caiga a alrededor de 23-25 unidades por dólar en caso de que el TLCAN colapse. Sobre esta base, revisaríamos nuestra previsión de inflación para 2018 de 3.5 a 4.5 por ciento, y probablemente recortaríamos alrededor del 0.5-1.0 puntos porcentuales nuestra previsión actual de crecimiento del PIB de 2.5 por ciento en 2018”, aseguró Neil Shearing, economista en jefe para mercados emergentes.
Además, reconoce que incluso la expectativa de un recorte de tasas por parte del Banco de México (Banxico), a mediados del próximo año, quedaría prácticamente descartada.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in De Portada