Connect
To Top

Continúa la investigación sobre el desvío de recursos públicos de Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo para impulsar las campañas estatales en 2016.

El ex dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones, explicó que tramitó un amparo “ante la falta de certeza jurídica” que debía otorgar la justicia de Chihuahua y “con el principal objetivo, aunque parezca increíble, de poder acceder al expediente y enterarme de hechos que aparentemente se investigan, a partir de declaraciones de supuestos testigos beneficiados”.
En un comunicado, después de la conferencia que ofreció el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, Beltrones sostuvo que el amparo -el cual le garantiza no ser detenido ni ser citado a declarar y obtener copia de la carpeta de investigación sobre un presunto desvío de recursos al partido, durante su dirigencia- es para “hacer respetar los derechos fundamentales de los ciudadanos, los cuales parecen no importarle” a los funcionarios de Chihuahua.
Beltrones hizo referencia a la información difundida en un medio, respecto de que el gobierno de Corral pretenden involucrarlo “en hechos que me resultan ajenos y que, por tanto, desconozco”.
Dijo que no cuenta información sobre el presunto uso de empresas fantasma para triangular recursos al PRI, desde Hacienda, y dijo que se trata de “versiones por cierto muy alejadas de la realidad”.
Para el ex senador y ex diputado priísta, afirmó que en la época electoral es “donde resulta más fácil construir ficción para denostar” y resaltó que no puede permitir que las autoridades del estado “cometan un deliberado daño moral a las personas, intentando obtener notoriedad política u ocultar el desastre de inseguridad que ha marcado a la administración” de Corral.
Beltrones confió que los excesos no marquen la intensidad de la contienda política de 2018.

COMUNICADO EMITIDO POR MANLIO FABIO BELTRONES

A la opinión pública:

He leído algunas versiones periodísticas que dan cuenta de que las autoridades del gobierno de Chihuahua pretenden involucrar a mi persona en hechos que me resultan ajenos y que, por tanto, desconozco.
No tengo noticia alguna más las que he leído en algunos medios de comunicación, versiones por cierto, muy alejadas de la realidad.
Parece que esta época electoral, lamentablemente, da para eso y para más. Confío en que esos excesos no marquen la intensidad de la contienda política de este 2018.
Es que precisamente es en esta época electoral, en donde es más fácil construir ficción para denostar, en donde deben hacerse respetar los derechos humanos y la fama pública. No puedo permitir que las autoridades del Estado de Chihuahua cometan un deliberado daño moral a las personas, intentando obtener notoriedad política u ocultar el desastre de inseguridad que ha marcado a la presente administración.
Quienes me conocen, saben que siempre he sido responsable de mis actos. Por ello, no permitiré que se me injurie y se me construyan falsas acusaciones a partir de mentiras y filtraciones.
Ante la falta de certeza jurídica que deberían garantizar los operadores jurídicos del Estado de Chihuahua en el nuevo sistema de justicia penal acusatorio, donde deben privilegiarse los principios de estricto apego a la ley y de presunción de inocencia, es que me veo obligado a acudir a la justicia federal mediante el juicio de amparo con el principal objetivo, aunque parezca increíble, de poder acceder al expediente y así enterararme de los hechos que aparentemente se investigan a partir de declaraciones hechas por supuestos testigos beneficiados, y en su caso, hacer respetar los derechos fundamentales de los ciudadanos, los cuales, por cierto, parecen no importarle a algunos servidores públicos en aquel Estado.

Comentar esta publicación:

You must be logged in to post a comment Login

More in De Portada