Ejecutan y calcinan a mando en Ojinaga


Fungía como comandante en la región de Satevo.

Luego de que el pasado 7 de mayo fuera ejecutado en Parral el segundo comandante Luis Raúl Tarango Ávila y su homicidio aún no se encuentre esclarecido, muere otro mando.
Este miércoles murió en Ojinaga el primer comandante de esa región Andrés Lara Durán en manos de una violenta agresión con las características de las que utiliza el crimen organizado.
Lara Duran es ampliamente conocido en la zona sur ya que fungía como comandante en la región de Satevó, sitio, donde durante su responsabilidad ocurrieron hechos de alto impacto principalmente por la comercialización ilegal del combustible.
Como antecedentes de asesinatos a mandos policiacos existe el caso de la emboscada en contra del primer y segundo comandante Salvador Bárcenas Saavedra y Ricardo Ruvalcaba González.
Ellos fueron asesinados el 14 de abril del año 2018 en el kilómetro 97 de la carretera Parral-Chihuahua en el tramo Zaragoza-Satevo por un grupo de personas, que hasta el momento no han sido localizadas.
La camioneta oficial luego de recibir las descargas de armas de alto poder fue incendiada y los cuerpos de los dos comandantes, lanzados por sus perpetradores, a un barranco.
Es una estela de hechos de alto impacto que han enlutado a la corporación ministerial durante amplios plazos de tiempo y que a pesar de los multianunciados operativos especiales de captura, no han dado resultados.

Previous México derrota a Costa Rica y accede a la final de la Nations League
Next FGR detiene a 194 migrantes centroamericanos en Chiapas