Presidente hace compromiso de rehabilitar L12 en un año

El mandatario señaló que está en revisión, pero que habrá justicia y reparación de daños.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro se someterá a una revisión integral para repararla y ponerla en funcionamiento en 2022.
“Lo que hay que hacer es rehabilitarla lo más pronto posible. (…) Yo ya puedo decirle a la gente de Tláhuac y a la gente de Iztapalapa, de Chalco, los que utilizan ese sistema de transporte, que a más tardar en un año está funcionando de nuevo la línea con toda la seguridad y es mi palabra. Todo completo. Se va a hacer una revisión completa, ya se está llevando a cabo y yo me hago cargo de eso”, afirmó.
En conferencia de prensa matutina indicó que el gobierno federal respaldará al de la Ciudad de México, encabezado por la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, en esta iniciativa y garantizará la reparación de daños a víctimas y familiares.
“Dejo empeñada mi palabra de que vamos a resolver el problema y lo mismo en el caso judicial. Que se hagan las investigaciones como se están haciendo, castigo a los responsables y se atienda a los familiares de las víctimas y se reparen los daños. (…) Yo soy aval para que en un año estemos reinaugurando la obra completa. Es mi compromiso”, enfatizó.
El mandatario también se comprometió a gestionar la posibilidad de que las personas adultas mayores puedan volver a trabajar a las tiendas de autoservicio como empacadores voluntarios.
Indicó que de forma paralela todas y todos, sin distinciones, seguirán accediendo a la pensión bimestral a partir de los 65 años.
En otro momento de su conferencia, López Obrador expresó que una clase media manipulada permitió el fascismo de Adolf Hitler en Alemania y apoyó el golpe de Estado de Pinochet contra Salvador Allende en Chile.
Y agregó: “la clase media, ya lo dijimos, manipulada, no informada, respaldó a Huerta en el asesinato al Presidente Madero. Llegaron a decir a miembros de esa clase media conservadora que Madero era un traidor a su clase”.
En este tenor, arremetió nuevamente contra los “fifís” afirmando que para pertenecer a esa clase se necesitan más de 500 millones de dólares de fortuna.
El Presidente agregó que esta clase alta es fanática del conservadurismo, racista y cercana al pensamiento fascista.
“También no hay que perder mucho tiempo queriéndolos convencer, porque hay quienes son fanáticos del conservadurismo, muy cercanos al pensamiento fascista; son clasistas, son racistas”, finalizó.

Botón volver arriba