ALITO SE AFERRA A SU MALOGRADA PRESIDENCIA EN EL PRI


Mientras el presidente nacional del PRI habla de “unidad” surge la “Plataforma de Refundación del PRI”, que busca que el dirigente deje el cargo para evitar que el partido sea entregado a López Obrador.

Mientras Alejandro Cárdenas Moreno, presidente nacional del PRI, insiste en que no renunciará a la dirigencia nacional del partido, al interior del tricolor se conformó una nueva Corriente Nacional de Opinión que busca la refundación del Revolucionario institucional, luego de los malos resultados obtenidos el 6 de junio pasado, así como dar paso a una dirigencia de tiempo completo, ya que los actuales líderes Alejandro Moreno y Carolina Viggiano se van como diputados.
Sin embargo, “Alito” parece no escuchar las voces en contra y, de gira por Coahuila, llamó a los líderes y militantes a “darle con todo” rumbo a las elecciones del próximo año, de 2023 y las presidenciales de 2024, y puntualizó que “el diálogo construye y fortalece al partido”.
En tanto, Jaime del Río, uno de los fundadores de la “Plataforma de Refundación del PRI” junto con Fernando Lerdo de Tejada, ex vocero del ex presidente Ernesto Zedillo, anunciaron que la conformación de este grupo, no tiene como objetivo “derrocar” a Alejandro Moreno Cárdenas como presidente nacional priista, sino actualizar los documentos básicos y convocar a una Asamblea Nacional Refundacional, de la cual surja una dirigencia nacional de tiempo completo, ya que “los integrantes del CEN, que son diputados plurinominales deben abocarse a la función exclusiva de su responsabilidad en el Congreso”.
Además se pronunció por “poner la lupa” a las decisiones que tomen sus diputados en el Congreso de la Unión, para frenar las decisiones autoritarias de Morena.
En ese sentido, Jaime del Río criticó que en la actual legislatura el diputado Rubén Moreira dio su voto a favor de algunas iniciativas del Presidente López Obrador, aunque “tuvo razones de peso”, apuntó.
Para ello, señaló, se necesita hacer una reflexión de fondo, profunda, que lleve a los priistas modernizar al partido y “volvernos nuevamente atractivos para el electorado”.
Incluso, en Metepec, Estado de México, el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, reiteró la necesidad de renovar la dirigencia nacional del PRI, después de lo que consideró como “pésimos resultados” para el tricolor al perder ocho gubernaturas.
Manifestó que la coalición con el PAN y el PRD no aportó los resultados deseables para el priismo del país, por lo que exigió la renuncia inmediata del dirigente nacional, Alejandro Moreno Cárdenas.
Cabe recordar que Moreno Cárdenas ha dejado en claro que no renunciará al cargo, ya que asegura que entregó resultados positivos en las elecciones intermedias al pasar del 8 al 18 por ciento en las preferencias electorales.
Incluso, en forma constante responde a voces como la del ex gobernador de Oaxaca, que exigen su salida del Comité Ejecutivo Nacional y sostiene que cumplirá el mandato de 4 años para el que fue electo.

Previous INE “afila la guadaña”, Perfila multar a partidos por más de 1,203 millones de pesos
Next FGR abre investigación por espionaje con Pegasus.