DEL MAZO Y DE LA MADRID LAS CARTAS FUERTES PARA LA PRESIDENCIA DEL 2024

Tanto el gobernador del Estado de México como el ex secretario de Turismo se perfilan como dos de los aspirantes más fuertes para las elecciones presidenciales.

Han pasado 52 días de las elecciones intermedias del 6 de junio y, ahora, los reflectores están puestos en quienes podrían ser los aspirantes a la Presidencia de la República y, en el Partido Revolucionario Institucional se habla de que entre los que se han mencionado, hay dos posibles cartas para el 2024: el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza; y el ex secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, quien ya confirmó que buscará convertirse en una opción de la alianza PRI-PAN-PRD.
El presidente Andrés Manuel López Obrador, fue quien colocó sobre la mesa el tema de la sucesión presidencial, a tres años de distancia y logró poner el tema en la agenda política y movió las aguas para acelerar destapes tanto de su partido como de la oposición, lo que pudiera ser una estrategia que le permita ir midiendo posibles aspirantes de otros partidos.
En este entendido, el gobernador Alfredo del Mazo Maza es quien genera amplias expectativas dentro del PRI, en primer lugar por gobernar uno de los estados más ricos del país, por lo cual se podrá convertir en el priista con mayor capital político capaz de reagrupar al partido; por el otro, su manera de conducir los destinos de la entidad mexiquense le permite proyectar una idea de desarrollo y dinamismo que urgen al país.
Todo apunta a que, de ser el candidato del PRI – en alianza con PAN y PRD, o sin ella – entraría en igualdad de condiciones en la competencia por la Presidencia de México.
Por lo que respecta a Enrique de la Madrid Cordero, el heredero del ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado, se ha destapado y ha externado abiertamente su interés por contener por la silla presidencial, a través de una alianza que fortalezca al PRI, PAN y PRD, que sería la réplica, en las siguientes elecciones, de lo vivido en el 2021.
Él ha dicho que buscará ser factor de unión, y en su entorno hay un grupo importante de empresarios, intelectuales y periodistas que lo apoyan.
Por lo que respecta a Morena, López Obrador ha colocado entre siete nombres a quien se dice es su favorita, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, y al canciller Marcelo Ebrard Casaubón.
También fueron incluidos en el listado del jefe del Ejecutivo el embajador ante la Organización de las Naciones Unidas ONU, Juan Ramón de la Fuente, y Esteban Moctezuma, embajador de México en Estados Unidos de América del Norte, así como las Secretarias de Energía y Economía, Rocío Nahle y Tatiana Clouthier, estas dos últimas con muy pocas posibilidades.
Por parte del Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya sigue siendo el principal perfil para el cargo, y ya desde el 18 de enero pasado anunció que intentará ganar la Presidencia de México en 2024.
Más allá de un distractor o un juego ocioso por parte de Andrés Manuel López Obrador, la realidad es que el tema de la sucesión está en la agenda y se han comenzado a barajar las cartas en los diversos institutos políticos.

Botón volver arriba