Escuelas privadas rechazan nueva norma 237 impulsada por Economía

Acusan que el proceso para instaurarla es autoritario, parcial y poco transparente, además advierten que generará sobrerregulación y un “negocio millonario” para empresas certificadoras.

Organizaciones que representan a más de 4,000 instituciones de educación particular de nivel básico a superior acusaron que el proyecto de Norma Oficial Mexicana (NOM) 237 que analiza la Secretaría de Economía pretende una sobrerregulación que crearía un “negocio millonario” para empresas calificadoras y afectaría los bolsillos de las familias, aunado a que causaría la desaparición de los planteles más pequeños.

En conferencia de prensa, los representantes anunciaron su salida del Grupo de Trabajo para el diseño de la norma, argumentando que fueron objeto de “maltrato” y las autoridades correspondientes se negaron a escuchar sus preocupaciones, entre ellas el que causaría mayores costos para las escuelas y los usuarios.

Graciela Meza Díaz, de la Asociación Nacional de Escuelas Preparatorias Particulares Incorporadas a la SEP (ANEPPI), señaló que la aplicación de esta regulación equivaldría a no contar con entre el 25 y 35% de los ingresos anuales, lo que les obligaría a contratar créditos para pagar nómina y otros costos, que aumentaría el gasto en alrededor de 14%.

El proyecto de Norma Oficial Mexicana “PROY-NOM-237-SE-2020” de la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía, fue publicado el 12 de mayo en el Diario Oficial de la Federación (DOF) pero aún no ha sido validado ni entrado en operación, por lo que hicieron un llamado a la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, a revertir el proyecto.

De acuerdo con el documento publicado, su propósito es establecer las especificaciones que los prestadores de servicios educativos tienen que cumplir para informar a madres y padres de familia, tutores y/o usuarios sobre los servicios que se presten, bajo los principios de transparencia y calidad de los mismos, salvaguardando el derecho a la educación consagrado en el artículo 3 de la Constitución.

Hoy en día lo único que decimos es ‘No’ a la NOM-237 y la reflexión y cambio de rumbo de la Secretaría de Economía y sobre todo de la Profeco (…) necesitamos el apoyo para que esta NOM se eché para atrás y que la secretaría de Economía dé oportunidad al diálogo, lo que queremos es defender a la educación. María Luisa Flores del Valle, de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANFE – ANEP)

María Luisa Flores del Valle, de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANFE – ANEP), detalló que además de sobrregulatorio y de plantear una duplicidad de funciones entre la Secretaría de Educación Pública y de Economía, ignora la forma de actuar de las instituciones, pues no son “proveedores” y los educandos no son consumidores, es decir, no se establece una relación comercial, dado que la educación es un servicio público y no mercantil.

“El proyecto no puede salvaguardar las causas económicas o comerciales, porque la educación no es una actividad comercial, por lo tanto, las escuelas particulares son asociaciones civiles, sus actividades son de carácter civil y no mercantil, independientemente que la educación no es servicio mercantil sino civil”, comentó.

Por su parte, Alfredo del Villar, presidente de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares, explicó que la Secretaría de Economía y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) están actuando de manera arbitraria, ilegal e inconstitucional, pues no tienen facultades para emitir leyes, normas o reglamentos que afectan su esfera jurídica.

“Exigimos que se respete el Estado de Derecho, esperamos que reaccionen y recapaciten y echen para abajo ese proyecto de la norma 237, ya que ya está reglamentado en la Ley General de Educación y no se necesita duplicidad de facultades, las escuelas particulares son asociaciones civiles, son de carácter civil, no mercantil, además de que la educación es de tipo social no mercantil”, afirmó.

Aunado a que las cinco asociaciones con representatividad en todos los niveles educativos y en toda la República Mexicana, sostuvieron que el proceso para la elaboración de la NOM 237 es autoritario, parcial y poco transparente, en el que no han sido escuchados y sufrieron la expulsión de una de sus representantes sin razón.

Al respecto, decidieron salirse del Grupo de Trabajo, pero manifestaron su rechazo a la NOM-237, por lo que anunciaron de que hacerse oficial, decidirán si toman otras cartas en el asunto como acudir a instancias nacionales e internacionales.

“En conclusión, las organizaciones representadas por quienes hoy estamos aquí, congruentes con nuestras convicciones y comprometidos con la educación, hemos tomado la decisión de abandonar dicho Grupo de Trabajo para seguir enfocando nuestros esfuerzos en lo que hacemos y a lo que nos dedicamos: impartir educación y preparar el regreso a clases en puerta”, expuso María de Jesús Zamarripa, de la Confederación Nacional de Escuelas Particulares (CNEP).

Botón volver arriba