El streaming le pisa los talones a la televisión en audiencia deportiva

Durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la audiencia siguió apostando por la tv tradicional, pero los expertos aseguran que el auge del streaming va a desplazar a este medio en poco tiempo.

Aunque las plataformas de streaming se convirtieron en una alternativa popular para ver los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, éstas no lograron cambiar el juego en temas de audiencia. Pero están a poco de conseguirlo, aseguran los expertos en la industria.

De acuerdo con la firma de análisis del comportamiento del consumidor, Nielsen IBOPE, la ceremonia de inauguración del evento deportivo fue vista por 3.6 millones de personas a través de la televisión. De éstas, 26.20% permanecieron activas al menos una hora con un minuto. Mientras que un análisis de HR Ratings señala que esta cifra creció a 5.1 millones de espectadores al contar la audiencia de la plataforma Claro Sports.

“Ésta no es la primera vez que se tienen alternativas digitales para ver los Juegos Olímpicos (en Río de Janeiro 2016 Claro Sports también transmitió el evento), pero en esta ocasión el hecho de que el evento no tuviera un público presente amplió la posibilidad de que los números digitales crecieran”, explica Efrén Páez, analista senior de Digital Policy & Law. “Sin embargo, la audiencia de la televisión en México todavía es mayor a la del internet móvil. Aún falta que sea más accesible”.

El experto menciona que debido a que el evento en vivo era transmitido en la madrugada, algunas personas optaban por seguir las repeticiones en plataformas digitales, pero todavía había un grupo importante que lo hacía a través de medios tradicionales. “Esto no quiere decir que debemos esperar a que la tv tradicional deje de transmitir el evento para crecer en digital, sino que falta maduración en el mercado online para que esto resulte un negocio 100% rentable”, refiere Páez.

El camino hacia el streaming deportivo

Que la empresa que ofrece contenido deportivo en plataformas de streaming no tenga un servicio de televisión en el país tiene sus ventajas. Para José Antonio Aboumrad, director de Marca Claro y Claro Sports, la firma encontró en digital espacio de transmisión deportiva, que no solo el permite llegar a la audiencia, sino que le da la oportunidad de elegir qué ver y en qué momento hacerlo.

“Para el usuarios es muy importante elegir, ése es el futuro”, dice el ejecutivo. Y ésta fue la apuesta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Claro ofreció al usuario cuatro canales lineales con todos los eventos deportivos, las 24 horas del día, a través de su canal de YouTube. El total de la transmisión fue de 4,000 horas, mientras que la televisión solo difundió 400 horas de actividades.

Esto rindió frutos: 128.4 millones de horas vistas en la plataforma de video, 59.2 millones de usuarios únicos, 772.7 millones de reproducciones y 5.8 millones de likes en la página de YouTube.

“Los números son impresionantes. Estamos muy contentos de que nuestra gran apuesta resultara así. Pusimos el deporte en el centro de todo y claramente fue el gran ganador. Nos dimos cuenta que a la gente le gusta el deporte y, gracias a que la pandemia ayudó a incrementar el consumo de internet, tuvimos este resultado”, expone el director de Marca Claro y Claro Sports.

¿El adiós de la TV?

Si bien es cierto que hoy las plataformas de streaming no tienen el alcance y la penetración que logra la televisión abierta, el mercado digital está madurando. Además, específicamente en el sector deportivo, que ahora los derechos de eventos relevantes como los Juegos Olímpicos los tenga una empresa que apuesta por el contenido online cambia la jugada.

“Hace varios años, América Móvil le quito la licencia a jugadores históricos que siempre los habían tenido. Lo mismo pasó con otras plataformas como HBO que se quedó con los derechos de la Champions League, dejando a ESPN y Fox Sports sin el torneo de futbol europeo”, explica Radamés Camargo, gerente de análisis de la consultora The CIU. “Viene un cambio interesante en el mercado”.

En el ámbito deportivo, Claro ya tiene una huella consolidada en América Latina y esto le está permitiendo posicionarse en el mercado. Además, que tenga la exclusividad de los Juegos Olímpicos hasta 2024, por ejemplo, hará que la gente tenga que recurrir a esta plataforma para visualizar el evento. En Tokio 2021, 86% de los usuarios siguió noticias del certamen deportivo a través de la televisión, mientras que un 84% lo hizo en plataformas de streaming.

“Esperamos un crecimiento exponencial de aquí a París 2024, primero porque será un horario más amable y, segundo, porque vamos a mejorar la propuesta al consumidor. Tenemos la expectativa de crecer en cuanto a consumo digital y eso será importante”, refiere José Antonio Aboumrad.

Botón volver arriba