BMW invierte 125 mdd para producir un segundo modelo en la planta de SLP

El fabricante alemán arranca la producción del Serie 2 Coupé en el complejo en medio de una crisis de chips que ha paralizado al sector automotriz a nivel global.

Todo comenzó con un dibujo en un post-it. José Casas, un diseñador mexicano que trabaja en el centro global de diseño de BMW desde hace cinco años, hizo los primeros trazos del Serie 2 Coupé en 2016. Luego vinieron bocetos más elaborados en hojas de papel y en paredes, renders de tercera dimensión en computadora y finalmente modelos de arcilla. El proceso de diseño tomó un año y medio.

Este vehículo fue concebido como una variante deportiva del sedán Serie 2, que pudiera ser una alternativa a los SUV subcompactos que ahora son altamente consumidos por los millennials. “Queríamos que el Serie 2 Coupé fuera un auto con un espíritu joven que refrescara la oferta de sedanes”, dice Casas.

La producción de este nuevo modelo fue asignada a la planta de San Luis Potosí, donde el fabricante alemán también ensambla el Serie 3 desde mediados de 2019. BMW invirtió 125 millones de dólares y sumó a 17 nuevos proveedores, a los 220 que ya abastecen a esta planta, para arrancar la producción del Serie 2 Coupé.

BMW exportará este modelo a 37 países, incluidos Estados Unidos, Japón, Alemania y China. «No es el primer modelo que se produce en la planta pero sí el primero que se asigna en exclusiva a México para todo el mundo», dijo Milan Nedeljkovic, miembro del Consejo de Administración de BMW AG para Producción.

El complejo de San Luis Potosí aporta el 3% de la producción global de vehículos de BMW, que en 2020 ascendió a poco más de 2.5 millones de unidades.

Nedeljkovic dijo que una variante electrificada (mild-hybrid) de este modelo también se producirá en San Luis Potosí. «La idea de BMW es no fabricar un solo vehículo en una planta. Esta es una planta flexible y eso nos permite seguir el mercado y adaptar la producción a los deseos de los clientes», dijo la cabeza global de producción del fabricante alemán, quien añadió que BMW incorporará 25 modelos electrificados a la oferta global de la marca hacia 2023.

BMW registró un beneficio de 7,600 millones de euros (9,000 millones de dólares) en el primer semestre, pero advirtió el martes sobre el impacto «probable» de la escasez de chips en los próximos seis meses del año. En el segundo trimestre, BMW obtuvo un beneficio neto récord de 4,800 millones de euros (5,700 millones de dólares). En el mismo periodo de 2020 había registrado una pérdida de 212 millones de euros (251 millones de dólares).

Harald Gottsche, presidente y CEO de BMW Group Planta San Luis Potosí, dijo que, hasta ahora, la planta no ha parado ni un solo día la producción debido a la escasez de semiconductores. Sin embargo, el fabricante alemán no se salva de la escasez de chips electrónicos que afecta a toda la industria mundial.

“Es extremadamente difícil hacer una proyección. Algunas plantas de BMW en Alemania sí se han visto afectadas. Hoy podemos decir que no tenemos un impacto, pero no sabemos si el siguiente lunes podríamos tener una afectación”, dice Gottsche. “Hacemos un estatus semanal con los proveedores para ver su capacidad para abastecer la planta en los siguientes seis días”, añade.

Esta planta tiene capacidad para ensamblar 175,000 unidades. En 2020, salieron 54,000 modelos Serie 3 de la línea de producción y este año la expectativa es producir entre 70,000 y 75,000 unidades. «Todo va a depender de la disponibilidad de semiconductores y de la demanda del mercado», advierte Gottsche.

A principios de agosto, Nicolas Peter, director financiero global de BMW, dijo en un comunicado que cuanto más dure la escasez de chips, más aumentarán las tensiones. «Prevemos que las restricciones continuarán en el segundo semestre, lo que tendrá un impacto sobre las ventas».

Alexander Wehr, presidente y CEO de BMW Group para la región Latinoamérica, explicó que la escasez de semiconductores ha generado algunos retrasos en la entrega de algunas versiones. Pero dijo que la marca pudo capitalizar el inventario disponible para incrementar su participación de mercado en la región. «Hoy tenemos 35.5% de participación del mercado premium de la región de Latinoamérica».

Botón volver arriba