Descarta AMLO expulsar a integrantes de Vox

Santiago Abascal, presidente del partido español VOX, tiene las puertas abiertas del país por si quiere volver a venir, señaló el primer mandatario mexicano.

El Gobierno de México no aplicará el Artículo 33 de la Constitución, no va a expulsar a nadie por intervenir en asuntos que tienen que ver con los mexicanos, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Nosotros nunca vamos a aplicar el 33, es un compromiso, no lo hemos aplicado y no se va a aplicar el artículo 33 por lo que corresponde a nuestras facultades, y si hay alguien vetado, que no pueda venir a México, vamos a levantar esos vetos, voy a dar instrucciones al secretario de Gobernación, al secretario de Relaciones Exteriores. México es un país libre”, expresó en conferencia matutina.

Al mismo tiempo, aprovechó para decir que Santiago Abascal, presidente del partido español VOX, tiene las puertas abiertas del país por si quiere volver a venir para reunirse con los que simpatizan con su pensamiento.

“Siempre son bienvenidos todos los extranjeros, aunque sean opositores, no tenemos nada de qué avergonzarnos. Este es un gobierno democrático y transparente, además se garantizan todas las libertades, para que nadie diga que no puede venir a México; ha venido Mario Vargas Llosa, todos pueden venir, los opositores, representantes de la monarquía, de la derecha, del autoritarismo, clasistas, racistas, pro fascistas. No hay problema de nada, somos libres en el país y están garantizadas las libertades”, agregó.

Cuestionado sobre las causas que defiende el partido VOX, el mandatario indicó que es un núcleo de pensamiento conservador que siempre ha existido en México, en España y en el mundo.

“¿Qué celebro? Que estos dirigentes hayan decidido actuar con autenticidad, es decir, que no opten por la simulación o por la hipocresía, que ellos digan ‘somos franquistas’ o ‘somos monárquicos’, ‘somos anticomunistas’, abiertamente. Eso se reconoce, porque ese es el pensamiento conservador y aquí en México y en todas partes es el pensamiento que sostienen y defienden muchos en lo individual y en los partidos, nada más que manejan ese pensamiento de la puerta hacia adentro, o sea, son de clóset”, refirió.

López Obrador aseguró que en México sí hay personas que simpatizan con esta doctrina, y sostuvo que no solo tiene que ver con los senadores panistas que se reunieron con Abascal la semana pasada para firmar la Carta Madrid, sino también los que dijeron que no están de acuerdo.

Sobre las actividades del partido español en México, recordó las intervenciones de partidos de ultraderecha italianos en México en contra del comunismo durante el gobierno de Lázaro Cárdenas y también mostró un documento de Nazar Haro, director de la Dirección Federal de Seguridad, en donde lo acusaba de ser dirigente en Tabasco del Partido Comunista Mexicano.

“¿Qué es el comunismo? Si ser humanista es ser comunista, que me apunten en la lista. Pero realmente se quedaron en el almanaque, o sea, no puede ser que ayudar al necesitado, al pobre sea comunismo. Entonces, Jesús Cristo ¿qué era?, que siempre estuvo en favor de los pobres ¿o estoy inventando?, ¿qué, no está en la Biblia de que defendía a los desposeídos y por eso los poderosos de su época lo seguían y lo espiaban y lo llamaban agitador, alborotador del pueblo y por eso lo crucificaron? ¿Y cómo es eso entonces de que también son estos autoritarios que odian a los pobres, son cristianos?, ¿cómo está eso?, que me lo expliquen”, expuso.

“Entonces, no es que Abascal sea extremista o provocador, o publicista, propagandista, no, es que está de manera auténtica dando a conocer un pensamiento que existe, nada más que los otros se enzarapan y se hacen pasar como liberales, como demócratas, pero son lo mismo. Y si me dan a escoger diría: prefiero a los que se quitan la máscara, porque los otros son muy hipócritas, además de autoritarios, hipócritas”.

“Ellos ya están definidos y por eso son bienvenidos aquí a México todo el tiempo que quieran, que vengan a encontrarse con los que están abiertamente definidos, pero nada de que se actúe como El Yunque, como una asociación secreta, no, fuera máscaras, salgan del clóset, o sea, ‘ya, soy fascista y qué’, como decía Fidel Velázquez: ‘Soy charro y qué’”, agregó.

Botón volver arriba