Monreal defiende invitaciones a priista y panista para llegar al equipo de AMLO

El senador descartó intercambio de favores en el Congreso; bromeó que el “Primor” en política es indeseable, pero atajó las versiones sobre una alianza o pacto entre el PRI y Morena.

El líder de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, aseguró que las invitaciones a los exgobernadores opositores de Sinaloa y Nayarit a incorporarse al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador son muestra de apertura en la segunda parte del sexenio, no producto de una negociación a cambio de apoyos en el Congreso.

El viernes el presidente invitó a sumarse a su gobierno a Quirino Ordaz, gobernador priísta de Sinaloa próximo a dejar el cargo, y el sábado la Cancillería confirmó que será propuesto nuevo embajador de México en España.

Ayer, en su gira por Nayarit, el mandatario anunció que invitará al panista Antonio Echavarría García, gobernador saliente de esa entidad, a un cargo aún no determinado, pero en el gobierno federal.

En ambos casos, dijo Monreal Ávila, se ha generado polémica real, por tratarse de uno del PRI y otro del PAN, pero “es un gesto de pluralidad del presidente”.

En rueda de prensa, expuso que no tienen que ver esos ofrecimientos de cargos con los acuerdos a que se ha avanzado en el Congreso.

Explicó que, por ejemplo, en materia de revocación de mandato si “logramos un consenso amplio no es porque se tenga este sentimiento o se entregó una embajada a un gobernador del PRI. No, es porque nos estamos moviendo del proyecto original… no tiene nada que ver con lo que está ofreciendo el presidente en posiciones políticas”, declaró.

Por eso, cuestionado sobre el resurgimiento de la llamada alianza “Pri-Mor” es decir el PRI y Morena, siempre negada por ambos partidos, el senador bromeó: “en el sentimiento humano es deseable, en la política, indeseable”.

En el caso de Echavarría García, Monreal recordó que hay una añeja amistad de su familia con López Obrador.

El padre del gobernador, Antonio Echavarría Domínguez, explicó, fue postulado por la primera alianza electoral entre dos partidos antagonistas: PAN y PRD, quienes lo impulsaron a la gubernatura del mismo estado en 1999 y ganó las elecciones. El promotor de esa alianza fue López Obrador, entonces presidente nacional del PRD.

«(Hay una) relación de aprecio con la familia de ellos allá en Nayarit y me consta que estima a Toño Echavarría, gobernador de Nayarit, y al de Sinaloa le tiene afecto y respeto, así que no me sorprende que el presidente tenga gestos de pluralidad”, indicó el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado.

Al respecto, hoy se dio a conocer que el gobernador Echevarría dio por aceptado el cargo que le ofrecerá el presidente.

“Con todo gusto nos vamos a incorporar a su gobierno, para aportar lo mucho o poco que sabemos, por el bien de Nayarit y por el bien de todo el país (…), todavía no sabemos (a qué área), él tomará la decisión”, declaró ante medios locales.

Por su parte, Monreal anticipó que en esa Cámara Morena avalará la propuesta de Ordaz Coppel como embajador en España, cuando llegue la propuesta formal.

A pregunta expresa por lo que se aprecia como cesión de Morena, al aceptar las recientes modificaciones a la Ley Federal de Revocación de Mandato –que permitieron casi su apoyo unánime– o bien la aceptación de Morena a que la Jucopo de la Cámara de diputados la encabece el PRI, con Rubén Moreira, Monreal Ávila rechazó que estos sean pactos.

“No, creo que lo que está pasando en el país es que el presidente en su segunda etapa, su segundo trienio está ofreciendo una apertura extra partidista, es decir, más allá de los muros interpartidistas y creo que hace bien en abrir los espacios de la administración pública y representación diplomática a personas que desde su punto de vista van a beneficiar al país en la relación con otros países”.

Expuso que en el Senado las casi unanimidades “no han sido por este este efecto de querer lograr acuerdos políticos y entrega de posiciones, ni lo hace el presidente ni nosotros. Si hemos logrado casi unanimidades es porque nos hemos movido de las posiciones originales y juntos hemos construido nuevas normas, no son gratuitas”.

Monreal también fue cuestionado sobre su plática ayer, en Zacatecas, con el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard, tras la toma de protesta de su hermano David como gobernador de la entidad, y sostuvo que se habló de unidad.

“Me dijo que en la comparecencia iba a transparentar todo lo tratado con Estados Unidos en materia de migración… si está tranquilo pero preocupado por la migración en la frontera sur”.

Descartó que la sucesión en 2024 haya sido tema, pero se dijo que “todos hay que ser felices y no tener sentimientos encontrados, menos de ruptura” y no comieron asado de novia sino “gorditas de chicharrón, tinga y moronga, tunas rojas, blancas, pachonas y amarillas”.

Botón volver arriba