Decontento con mototaxistas deriva en incendio de Alcaldía en Altamirano, Chiapas

Un grupo de pobladores de Altamirano incendió la alcaldía de ese lugar y quemó una patrulla de la policía municipal después de la ceremonia del Grito de Independencia del miércoles por la noche.

El alcalde Roberto Pinto Kánter, cuya esposa Gabriela Roque Tipacamú lo sucederá en el cargo a partir del primero de octubre, responsabilizó de los hechos al Ejido Altamirano, pero el presidente del comisariado ejidal, René Sántiz Espinosa se deslindó.

El alcalde informó que después del acto, “llegó un grupo de vándalos del ejido Altamirano, hijos de ejidatarios, y destruyeron completamente nuestro ayuntamiento; saquearon y robaron computadoras, muebles, sillones y hasta la propia bandera”.

Agregó que “no sólo destruyeron la presidencia municipal, sino que quemaron la única patrulla que nos quedaba”, por lo que solicitó al gobernador, Rutilio Escandón Cadenas y al Fiscal General del Estado, Olaf Gómez Hernández, “que se haga algo, que se actúe, pues no podemos quedarnos de brazos cruzados, caer en la intolerancia, ni permitir que sigan dañando la integridad de la gente”.

Aseguró que “no es posible que terceras personas estén infringiendo la ley, interrumpiendo los actos protocolarios; en el Grito de Independencia, que dimos puntualmente como lo teníamos anunciado a las 22 horas, llegó un grupo de vándalos” a ocasionar los daños.

Por separado, Sántiz Espinosa deslindó al ejido de los hechos, al asegurar que “desconocemos quién realizó estos actos vandálicos, ya que fueron pocas las personas que los hicieron”.

Otros ejidatarios que pidieron el anonimato aseguraron que los autores de la quema del palacio municipal podrían ser “gentes pagadas”, pues en la asamblea ejidal realizada la tarde del miércoles se acordó que no habría provocaciones, sino que se mantendría la calma.

Botón volver arriba