Seis estados permanecen en alerta ante el riesgo del desborde de presas y ríos

Protección Civil informó que se aplican medidas de prevención en Tlaxcala, Hidalgo, Querétaro, Edomex, San Luis Potosí y Veracruz.

En las últimas semanas, debido a las ondas tropicales, las lluvias en gran parte del país han sobrepasado la capacidad de presas y ríos, lo que causó severas inundaciones tanto en ciudades como en zonas rurales.

Tal es el caso de Tequisquiapan, Querétaro, donde las precipitaciones durante el fin de semana provocaron el desborde de la presa Centenario. Y hace dos semanas, las aguas de un canal y de un río inundaron a los municipios de Ecatepec, Estado de México, y de Tula, Hidalgo.

Hoy, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) alerta sobre el desbordamiento de otras dos presas que estarían poniendo en riesgo a seis estados.

Emiten alertas por posibles desbordes

La CNPC reportó que en las últimas 24 horas la presa Zimapán, que une los ríos San Juan y Tula —entre los límites de Cadereyta y Zimapán, de Querétaro e Hidalgo — presentaba importantes ingresos de agua debido a las lluvias.

Las autoridades federales iniciaron el desfogue con el propósito de regular el incremento de nivel de la presa Zimapá. Pero hasta este lunes, la presa registraba un llenado de 102.8%; y estaban extrayendo 360 metros cúbicos por segundo, pero los ingresos de agua eran de 480.

Por ello, se activaron alertas en Querétaro, Hidalgo, San Luis Potosí y Veracruz, a cuyos gobiernos se les pidió llevar a cabo las medidas de preparación y prevención requeridas ante el posible desfogue de la presa.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) indicó que, debido a que Tamazunchale, San Luis Potosí, es el más susceptible de posibles afectaciones, se estableció comunicación directa con Protección Civil municipal para mantenga especial atención en la población asentada en las zonas bajas.

Mientras que en Tlaxcala, Protección Civil informó que, hasta la mañana de este martes, la presa San José Atlanga se encontraba al 92.5% de su capacidad.

Aunque ya se inició la extracción de agua, la CNPC solicitó a los municipios activar acciones de prevención ante un eventual desbordamiento.

En el Estado de México, las autoridades mantienen el monitoreo y los trabajos de expulsión de agua en el río Lerma, que hasta el pasado fin de semana se encontraba al límite de su capacidad.

“Derivado de las intensas lluvias que se presentaron los días viernes y sábado, así como la madrugada de este domingo en el valle de Toluca, el río Lerma se encuentra a su máxima capacidad”, señaló el organismo en su cuenta oficial de Twitter.

De acuerdo con el reporte, se han detectado zonas de rebase de agua en el río Lerma, particularmente en el paraje de Tres Cruces y en el kilómetro 7 del libramiento de Toluca.

El crecimiento del río y un posible desbordamiento podría poner en riesgo a los municipios de San Mateo Atenco, Lerma y Metepec.

La Conagua dio a conocer este martes que las 210 principales presas de México tienen un almacenamiento total de 85,395.93 millones de metros cúbicos; es decir, 2,434 metros cúbicos más que lo reportado hace siete días.

También detalló que, hasta este momento, 75 presas están al 100% de su llenado; 58 se encuentran entre 75 y 100%; 38 están entre 50 y 75%; y siete tienen menos del 50%.

Debido a que los escurrimientos recientes se registraron sobre todo en el sur, oeste y centro del país, los embalses con mayor captación fueron: Infiernillo, ubicada en Michoacán; La Angostura y Malpaso en Chiapas y pertenecientes al sistema hidroeléctrico del río Grijalva, El Cajón en Nayarit, Lago de Chapala en Jalisco, Temascal en Oaxaca, así como Zimapán en Hidalgo.

Botón volver arriba