Encuentran nuevas fosas clandestinas en Nuevo Laredo

México ha sufrido los dos años más violentos de su historia contemporánea en 2019 y 2020.

Varias construcciones con indicios de ser «crematorios ilegales de cuerpos», fueron encontradas en Nuevo Laredo, ciudad fronteriza con EEUU del estado Tamaulipas por la labor de colectivos de familiares de personas desaparecidas en ese estado del noreste de México.

«Confirmamos el hallazgo de un crematorio clandestino de grandes dimensiones, a primera vista se podría decir que es un crematorio que ha sido utilizado durante varios años y que seguía operando hasta hace poco en las zonas aledañas de Nuevo Laredo», dijo este martes la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, Karla Kintana, al noticiario radiofónico «Así las Cosas».

La plataforma ciudadana de fosas indica que la Fiscalía de Tamaulipas encontró en ese lugar 22 fosas con 11 cuerpos y la Fiscalía General de la República exhumó 14 cadáveres de cuatro lugares.

La Comisión de Búsqueda local, de Tamaulipas, anunció el lunes que encontró lo que considera como «un nuevo centro de exterminio de personas».

Con ese descubrimiento suma a los 57 lugares con fosas clandestinas halladas en Tamaulipas en varios años, pero este es el primero hallado en la zona de Nuevo Laredo, ciudad fronteriza con Laredo, Texas, sur de EEUU.

El hallazgo fue logrado al final de una serie de operativos en una franja de ranchos y casas abandonadas cerca del kilómetros 26 de la carretera que une a las ciudades de Nuevo Laredo con Monterrey, capital del norteño estado de Nuevo León.

La peor violencia del país

El noreste de México ha sido «la región del país con más sitios de exterminio de personas», dijo la funcionaria.

Las búsquedas se relacionan con la desaparición de un centenar de mujeres y hombres en la frontera de Tamaulipas con Nuevo León.

El primer hallazgo en ese territorio ocurrió a finales de junio, cuando autoridades de Tamaulipas encontraron credenciales de electores, teléfonos celulares, prendas completas de vestir y cinta metálica, entre otros objetos que constituyen indicios de fosas clandestinas y desintegración de cuerpos.

La zona ha sido resguardada por militares de Defensa Nacional, la Guardia Nacional y la policía.

También participan fiscales federales, agentes de Tamaulipas y de la Comisión Nacional de Búsqueda para respaldar las búsquedas personas desaparecidas en la zona de la carretera federal que une a Nuevo Laredo con Monterrey, ruta de unos 200 kilómetros.

En lugares similares, los grupos del crimen organizado asesinan a personas, incineraran sus cuerpos, destruyen y ocultan los fragmentos óseos, algunos en fosas clandestinas.

Las personas desaparecidas sin ser localizadas desde que asumió el actual Gobierno, en diciembre de 2018, hasta la fecha suman 21.546, que es casi la cuarta parte del total de los casi 89.500 desaparecidos que figuran en los registros históricos desde 1964,

Las mujeres representan casi el 25% de personas desaparecidas, y casi la mitad de ellas son adolescentes y niñas de entre 10 y 17 años.

Cientos de personas muertas fueron encontradas por las autoridades en 174 fosas clandestinas en el primer semestre de 2021, no obstante esa cifra es menor a las 297 encontradas en el mismo semestre del año pasado.

Los cuerpos de personas asesinadas recuperados en el primer semestre de 2019 fueron 494; mientras que en los primeros seis meses de 2020 y 2021 fueron 461 y 393, respectivamente.

México ha sufrido los dos años más violentos de su historia contemporánea en 2019 y 2020.

Según cifras oficiales, fueron 34.682 asesinatos en 2019 y 34.554 en 2020, lo que representa unos 100 homicidios al día.

El Gobierno afirma que la tendencia al alza se ha revertido con una reducción marginal de 3%, que serían alrededor de un millar menos de asesinatos al año.

Botón volver arriba