NO LES VOY A FALLAR: AMLO


En la sesión solemne, la magistrada presidenta del TEPJF, Janine M. Otálora Malassis, entregó la constancia de Presidente Electo a Andrés Manuel López Obrador

Andrés Manuel López Obrador, Presidente electo de la República, subió al estrado de la sala de sesiones para recibir su constancia de mayoría.
Luego de recibir la constancia de mayoría que lo acredita como Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que, en su carácter de titular del Ejecutivo federal, actuará con rectitud y con respeto a las potestades y a la soberanía de los otros poderes legalmente constituidos.
“Ofrezco a ustedes, señoras y señores magistrados, así como al resto del Poder Judicial, a los legisladores y a todos los integrantes de las entidades autónomas del Estado, que no habré de entrometerme de manera alguna en las resoluciones que únicamente a ustedes competen”, indicó.
En el nuevo gobierno, agregó, “el Presidente de la República no tendrá palomas mensajeras ni halcones amenazantes. Ninguna autoridad encargada de impartir justicia será objeto de presiones ni de peticiones ilegítimas cuando esté trabajando en el análisis, elaboración o ejecución de sus dictámenes, y habrá respeto absoluto por sus veredictos”, señaló.
El Ejecutivo no será más el poder de los poderes, ni buscará someter a los otros. Cada quien, puntualizó, actuará en el ámbito de su competencia y la suma de los trabajos respetuosos e independientes fortalecerá a la República, y el Estado democrático de derecho transitará del ideal a la realidad,
Luego señalo: “Participo con entusiasmo y solemnidad en este importante acto, en el cual el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación me ha entregado la constancia que me acredita como Presidente Electo”, dijo.
“La mayoría de los ciudadanos están hartos de la prepotencia, el influyentismo, la deshonestidad y la deficiencia”, siguió después de agradecer a los mexicanos su participación en las urnas.
“Reitero: voy a cumplir todos mis compromisos de campaña, no le voy a fallar a los ciudadanos, habré de ser fiel en todos mis actos al interés, la voluntad y el bienestar del único que manda en este país: el pueblo de México”, dijo López Obrador para finalizar su discurso.
En la sesión solemne, la magistrada presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, entregó la constancia de Presidente Electo a Andrés Manuel López Obrador, candidato que obtuvo el mayor número de votos en las elecciones del pasado primero de julio y que desempeñará su cargo a partir del primero de diciembre.
La magistrada presidenta señaló que la entrega de constancia, realizada ya por cuarta ocasión por la Sala Superior del TEPJF, refleja la consolidación del régimen democrático y del auténtico compromiso de la ciudadanía mexicana con los valores constitucionales y del Estado de Derecho, como mecanismos idóneos para el respeto pleno de la soberanía popular y para dotar de legitimidad a las autoridades electas.
“Esta sesión solemne tiene un valor especial, como un momento simbólico, que encarna los principios fundamentales en los que construimos nuestra democracia. Además de su efecto práctico de reconocimiento del presidente electo, refleja los equilibrios y contrapesos que determinan la relación entre los poderes dentro de un Estado democrático”, afirmó momentos antes de entregar la constancia de Presidente Electo a Andrés Manuel López Obrador.
“Los jueces debemos fungir como contrapesos a las decisiones tomadas por las mayorías, para asegurarnos que estas no impliquen afectación indebida o excesiva a los derechos de las minorías o a los principios fundamentales de una democracia”, destacó la magistrada presidenta, señalando que solamente las elecciones democráticas –libres, competidos y justos, que se apegan a los principios que determina la Constitución– garantizan la inclusión y representación igualitaria de todas las personas.
“La función de este Tribunal Electoral es velar por la efectividad del sistema y para que la decisión de las y los ciudadanos tenga la envergadura y el peso que corresponde. Nuestro deber es hacer realidad las aspiraciones de democracia, de igualdad y libertad que justifican la existencia de este órgano judicial electoral”, para generar un entorno de paz social, indispensable para que todas las personas estén en condiciones de diseñar y ejecutar un proyecto de vida digna, aseveró Otálora Malassis.
A la sesión solemne asistieron el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, ministro José María Aguilar Morales, así como ministras, ministros y consejeros de ambos órganos; el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello; los presidentes de las Mesas Directivas de las Cámaras de Diputados y de Senadores, Edgar Romo García y Ernesto Javier Cordero Arroyo, respectivamente; el Comisionado Presidente del Instituto Nacional de Acceso a la Información, Francisco Acuña Llamas; así como las y los integrantes del próximo gabinete.
Afuera de Carlota Armero número 5000, en la Ciudad de México, decenas de personas apostadas detrás de las vallas del Estado Mayor Presidencial, que lo seguían a través de las dos pantallas que fueron colocadas sobre la banqueta del inmueble, se emocionaron y explotaron en un aplauso.
Desde muy temprano el Estado Mayor Presidencial, que se estrenó como guardián del Presidente Electo, cerró toda la cuadra a la redonda donde se ubica el Tribunal del Poder Electoral de la Federación.
Las vallas, durante el día, se convirtieron en los obstáculos que se abrían y cerraban al antojo de los guardianes que decidían quién sí entraba y quién se quedaba afuera.

Previous Refrenda Alfredo del Mazo compromiso con el Pacto por la Primera Infancia
Next Segunda edición de la carrera “Todo México Salvando Vidas”, de Cruz Roja Mexicana