Pintores quedan colgando de rascacielos luego de que mujer cortara su soga de seguridad.

La responsable ahora enfrenta cargos de intento de asesinato y destrucción de propiedad, aunque asegura que esa no era su intención.

En Tailandia, una mujer de 34 años de edad cortó la soga de seguridad de unos pintores en un rascacielos argumentando que se molestó porque no se le informó que se realizarán labores de mantenimiento en el edificio.

Los pintores sobrevivieron gracias a que la inquilina del piso 26 les abrió la ventana permitiendo que ingresaran y se pudieran salvar de morir al caer al vacío.

Ahora la mujer enfrenta cargos de intento de asesinato y destrucción de propiedad, le dijo a The Associated Press el coronel Pongjak Preechakarunpong, jefe de la estación de policía de Pak Kret, al norte de la capital.

Los pintores informan que cuando llegaron al piso 30, sintieron que la soga estaba más pesada y cuando miraron abajo, vieron a alguien en el 21er piso abrir una ventana y cortar la soga. Él trató de pedir ayuda a otras unidades, pero no había nadie. El tercer colega continuó sosteniéndoles desde el último piso, dijo Praphaiwan Setsing, la residente que los salvó.

La responsable negó por completo el acto, pero las autoridades analizaron la soga cortada y en ella encontraron ADN de la mujer.

Botón volver arriba