Los menores ya pueden retirar sus fotos de los resultados de Google, así se hace

Aquí se explica cómo se puede solicitar a Google el retiro de las imágenes de personas que aún no han alcanzado la mayoría de edad.

Los menores de 18 años podrán solicitar a Google retirar sus fotografías de los resultados de búsqueda. Esta operación también puede ser realizada a través de sus padres, tutores e incluso representantes legales. Aquí puedes saber cómo hacerlo.

Una nueva función de seguridad permite eliminar las fotografías de ellos mismos de los resultados de búsqueda de Google y solamente basta solicitarlo a través de una página de ayuda.

La compañía ya había anunciado esta medida en agosto, pero ahora la pone a disposición de todo el público, comprometiéndose a eliminar cualquier imagen de menores de edad “con la excepción de casos de interés público imperioso o de interés periodístico”.

En este sentido, aún quedan dudas sobre la interpretación de estos términos y condiciones.

¿Cómo solicitar que retiren una foto tuya de Google?

Para pedirle a Google eliminar imágenes “no explícitas” de menores de edad, los interesados deberán acceder a esta página y completar estos requisitos:

Enviar las direcciones URL de las imágenes que el menor quiere que desaparezcan.

En las imágenes debe identificarse que hay una persona actualmente menor de 18 años.

El solicitante es la propia persona, un tutor legal o un representante autorizado.

Como se puede observar, Google no permite que personas mayores de 18 años pidan retirar imágenes de ellos mismos cuando aún no alcanzaban la mayoría de edad. Es decir, para pedir que retiren una imagen, el interesado debe ser menor de edad actualmente.

Después de solicitar el retiro de las imágenes, Google enviará una confirmación automática al correo electrónico, se revisará la solicitud y se recopilará información, de ser necesario. Finalmente, se enviará una notificación para informar acerca de las medidas tomadas por Google.

Un tip para que Google no niegue el retiro de la imagen

Algunas de las revisiones podrían darse en el caso de que los solicitantes no envíen la URL de la imagen en cuestión, sino la del sitio web que la contiene.

Esto es común y, para asegurarse de no hacerlo, basta con dar clic derecho en la imagen que aparece en la búsqueda y elegir la opción de abrir en una nueva pestaña.

Entonces bastará con copiar la dirección real de la imagen, contenida en la barra de búsqueda de la nueva pestaña abierta y enviarla a Google.

Las fotos no necesariamente desaparecerán de internet

Es importante mencionar que cabe la posibilidad de que no se eliminen las fotos de los resultados de Google, tal como lo menciona la compañía del siguiente modo:

“Tenemos en cuenta el interés público y periodístico a la hora de decidir si se debe retirar el contenido.

  • En algunos casos, es posible que no retiremos el contenido denunciado.
  • En otros casos, podemos equilibrar las preferencias de los usuarios con el interés público y limitar la retirada de contenido a consultas que incluyan términos de identificación, como el nombre de la persona menor de 18 años, el nombre de los progenitores y los alias.”

Además, Google indicó que, si bien puede eliminar la aparición de las imágenes en cuestión, no garantiza que éstas sean eliminadas completamente de internet.

Botón volver arriba