TEMPORADA DE GRILLOS

Por Helga Kauffman

Son tiempos de fuerte encono, políticamente hablando, dado que el “mandamás” destapó la Caja de Pandora, lo que hizo que afloraran lo más abyecto de Morena.

El grillerío en el partido oficial está a todo lo que da y hasta Paco Ignacio Taibo II no se aguantó las ganas de entrar con todo a esta escalada de afirmaciones, pedimentos, aberraciones y afirmaciones, las más de ellas sin sustento.

Pues resulta que el escritor metido a político, pide a Mario Delgado Carrillo que renuncie ante la falta de trabajo, como dirigente de Morena, a lo largo del país y, de paso, arremetió en contra de Ricardo Monreal Ávila, comentando que apoyó a candidatos contrarios a Morena.

Taibo es uno de 30 entre los 300 consejeros nacionales de Morena que atribuyen a Delgado la creación de una “estructura paralela” y, en forma por demás gratuita, se lanza contra el senador Ricardo Monreal Ávila: “No sé si sigue siendo miembro del partido el insigne activista permanente en las luchas internas y las grillas como Monreal. Me pregunto si no hay suficientes elementos como para pensar que promovió una candidatura anti-Morena”.

Al escritor parece no importarle que tanto Delgado como Monreal gocen de la confianza de Andrés Manuel López Obrador.

En la reunión virtual del Consejo Nacional de Morena, el activista soltó: “Estamos dejando pasar una tras otra coyunturas de conflicto en el sector petrolero, los problemas del acoso a los sindicatos mineros ante la ofensiva permanente de sindicatos charros, una tras otra. Los temas laborales nos son ajenos, los temas de la sociedad nos son ajenos. ¿Qué tenemos en realidad? Un partido cargado de desprestigio (…). Mario, tengo que decirlo claro. ¿O tú ves un partido que yo no veo por ningún lado? Vivo en contacto con la base social día tras día regalando libros, hablando con la gente, asistiendo a reuniones de base en las poblaciones más aisladas, y lo que dicen ahí, es ¿cuál partido?, ¿dónde está…?”.

Y lo que son las coas, a diferencia del ataque a Monreal, la descarga contra Delgado es compartida por otros cuadros que ven al dirigente acordando lo que quiere únicamente con la Comisión de Elecciones y no con los demás órganos del partido, y aseguran que trabaja para impulsar la candidatura presidencial del canciller Marcelo Ebrard.

Pero, como se trata de Taibo, las críticas no hacen mella en los aludidos, a grado tal que Monreal se fue a probar suerte en el diamante de beisbol de los Tomateros de Culiacán, mientras que Claudia Sheinbaum agitó más el avispero al señalar en Colima que ya es tiempo para que una mujer sea presidenta de México.

Por lo que hace al otro aspirante – el canciller Marcelo Ebrard – se la pasó de lo lindo cazando fotografías con presidentes del G-20.

Pero hay que señalarlo abiertamente: Morena sigue dando tumbos, sin lograr consolidarse y con sus tribus en lo suyo, que no es otra cosa que la grilla barata.

Botón volver arriba