«CONGELAN» A SANTIAGO NIETO

Después de la escandalosa Boda en Guatemala le dan “LUNA DE MIEL” permanente al hasta ayer titular de la Unidad de Inteligencia Financiera

Luego del escándalo provocado por su boda en Guatemala, Santiago Nieto Castillo presentó este lunes su renuncia como titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Por instrucciones del presidente López Obrador, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, dio posesión del cargo a Pablo Gómez Álvarez.

En un comunicado, la vocería de la Presidencia informó que por órdenes del Presidente, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, dio posesión del cargo a Gómez Álvarez.

Tras casarse en Guatemala con la consejera Carla Humphrey y desatarse una polémica por la lujosa boda y la llegada de varios invitados en una avioneta con 35 mi dólares en efectivo, el Presidente tomó esta decisión.

Santiago Nieto presentó su renuncia al presidente de la República, informó la dependencia. “Gómez Álvarez releva a Santiago Nieto Castillo, quien asumió el cargo desde el 1 de diciembre de 2018 y presentó su renuncia al jefe del Ejecutivo federal el día de hoy”, versa el escrito.

Pablo Gómez Álvarez es economista egresado de la UNAM, catedrático y exlegislador; destaca por su trayectoria a favor de causas sociales y derechos humanos a partir del movimiento estudiantil de 1968 y en distintas etapas históricas del país.

Así, la boda de Santiago Nieto y Carla Humphrey dejó dos despidos, el de la secretaria de turismo de la Ciudad de México y la del propio Nieto Castillo.

La ostentosa boda entre el hoy extitular de la UIF, Santiago Nieto, y la consejera electoral Carla Humphrey el fin de semana en Antigua, Guatemala, estuvo rodeada de polémica.

Tras asistir al encuentro, la ahora exsecretaria de Turismo de la capital, Paola Félix, dejó el cargo por haber usado un avión privado para acudir a la boda de Nieto, algo que tienen prohibido los funcionarios.

López Obrador pidió este lunes en su conferencia matutina que los servidores públicos “actúen con moderación y con austeridad” y “que sigan el ejemplo” del expresidente Benito Juárez, quien decía que los funcionarios debían “vivir en la justa medianía”.

“Es un asunto escandaloso en efecto. Aún cuando se trata de un acto privado, pues los asuntos públicos en México son cada vez más públicos, o se sabe más de asuntos o eventos privados. Antes no se conocía nada, había mucha tentación, mucho derroche. Pero todo se silenciaba, ahora no. Por eso hay que recordarles a los servidores públicos que actúen con moderación, con austeridad”, dijo el mandatario.

El presidente López Obrador, quien ha hecho de la austeridad y del combate a la corrupción su bandera política, dijo que fue invitado a la boda pero no fue porque tiene “muchas ocupaciones”.

Botón volver arriba