Portugal prohíbe a jefes llamar a sus empleados fuera de horarios laborales.

Autoridades portuguesas determinaron que esta acción será considerada como "acoso laboral".

En Portugal se emitió una nueva ley que prohíbe a los jefes llamar a sus empleados fuera de horario laboral, el hacer esta acción podría considerarse como «acoso Laboral».

La legislación destaca que los jefes tampoco podrán mandar mensajes o correos durante su tiempo de descanso, pues en caso de incumplir esta nueva normal, podrían ser imputados por delitos menores como acoso laboral.

Esta es una medida que busca relajar a los empleados y reducir la carga laboral que ha provocado el home office a causa de la pandemia del COVID-19.

Dichos cambios se desprenden de una iniciativa de ley que consideró vital fijar nuevas normas para el home office, pues a raíz de la pandemia aumentó la contratación para realizar trabajo a distancia.

Eso si, esta ley tiene algunas permisiones en la que los jefes podrán hablar solo si se trata de alguna causa de «fuerza mayor», de lo contrario serán sancionados.

Botón volver arriba