REPRESENTANTES “POPULARES”

Por Helga Kauffman

Hablar de representantes populares nos debe llevar a un ejercicio para dilucidar el perfil de quienes son los políticos empáticos con el pueblo y aquellos que simplemente se deben a una causa que es ajena a la mayoría de la población.

Un referente para tal análisis, lo tenemos durante la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, donde los insultos, brujería, pasteles, globos y mañanitas dejaron fuera al debate de argumentos y propuestas.

Es decir, se advirtieron los dos polos.

Empecemos por los que se deben a una causa. La soberbia de tener una mayoría simple ha ocasionado que Morena, y sus aliados del Partido del Trabajo y Verde Ecologista, sólo usaran la tribuna de la Cámara de Diputados para insultar, reprochar, rechazar las propuestas de la oposición, y cantar las mañanitas al presidente Andrés Manuel López Obrador con motivo de su cumpleaños con pastel incluido en el Salón de Plenos de San Lázaro.

La diputada de Morena, Salva Luévano, llevó a la tribuna una figura que, a decir de la panista Teresa Castell, era la Santa Muerte, por lo que acusó a la morenista, de brujería.

Ante ello y con la ausencia de propuestas y argumentos, las diputadas de Morena y el PT, subieron a tribuna con pancartas donde se leía “brujas aborteras”, en respuesta a las panistas.

En otro momento, la también diputada de Morena, Marisol Gasé, colocó un letrero ofensivo – decía CULERA – cuando la perredista Olga Espinosa participaba en tribuna.

Mientras tanto, las más de mil 900 reservas realizadas por la oposición al Presupuesto 2022, eran rechazadas, una y otra vez por los legisladores del partido en el poder, quienes incluso de manera cínica, como el diputado del PT, Benjamín Robles retó a los contrarios a seguir presentando las propuestas -pues como en el béisbol- los fieles al primer mandatario, las seguirían bateando.

Y así fue que, como fanáticos a un líder, los legisladores afines a la denominada Cuarta Transformación no aceptaron razones, argumentos, cifras, nada que los hiciera ceder ni una coma al Presupuesto.

La realidad. No hubo incremento en el recurso para la compra de medicamentos, se recortó el presupuesto al INE, no habrá incremento en infraestructura carretera, tampoco asignaron más dinero a la educación y negaron el regreso de las estancias infantiles.

Al igual que cuando el PRI era mayoría absoluta, ahora los morenistas se vengaron, aunque al parecer su idolatría a López Obrador y su soberbia, les hizo olvidar que sin la oposición a la que insultaron todo el tiempo, no podrá pasar ninguno de los cambios constitucionales que proponga el presidente, como la reforma eléctrica.

Respecto a quienes surgen para apoyar las causas sociales, podría decir, sin temor a equivocarme, que no existen, son una invención de aquellos que se deben a una causa. Así de simple, así de fácil, para desgracia de los mexicanos.

 

Botón volver arriba