México amplía vacunación a los de 15 a 17 años, tras cinco meses de amparos

Más de 200 personas iniciaron una batalla legal para vacunar a menores desde que en junio pasado, la Cofepris le dio luz verde a la vacuna Pfizer para la inmunización de adolescentes.

Claudia es madre y ante la negativa del gobierno federal para incluir a los niños, niñas y adolescentes, metió un amparo –como más de 200 personas– para vacunar a sus hijos de 13 y 14 años, pero en su caso no prosperó porque no tenían ninguna comorbilidad. “La abogada que estaba llevando el caso me acaba de decir que ya no hay más que hacer”, escribió en su cuenta de Twitter el pasado 8 de noviembre.

Como ella, otros padres han intentado conseguir vacunas para sus hijos menores de 18 años que hasta este 16 de noviembre no estaban incluidos en el Plan de Vacunación, ya que justo este martes 16 de noviembre, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que el grupo de personas de 15 a 17 años sin alguna enfermedad que los haga susceptibles a tener mayor riesgo si se contagian, también serán vacunados.

Esto a cinco meses de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) dio luz verde a la vacuna de Pfizer para la inmunización a partir de los 12 años, periodo en el que decenas de padres buscaron la protección de sus hijos por la vía legal y con viajes al extranjero que significó un gasto importante ante la negativa de autoridades federales.

Rafael Bojalil Parra, investigador del Departamento de Atención a la Salud de la UAM Xochimilco, cuestiona que se haya anunciado “meta cumplida” cuando no se ha buscado vacunar a todos los menores, cuando en otros países ya es así, lo que imposibilita que el país alcance la llamada “inmunidad de rebaño”.

“Mientras no vacunemos a los menores de edad, no podemos llegar al 70% de la población”, dice al insistir en que no hay justificación para no incluir a todos los menores que ya pueden recibir una vacuna.

El médico cirujano Andreu Comas García numeró varias razones por las que considera que se debe vacunar a los menores, entre ellas:

Los menores representan una fuerte dispersión y contagio

Se disminuye la transmisión del virus a nivel comunitario

Se disminuye la presión selectiva del virus

Para controlar al virus se necesita que al menos el 88% de toda la población esté vacunada

Si bien el fármaco de Pfizer/BioNTech es el único que tiene autorización para uso de emergencia actualmente en el país para el grupo de 12 a 17 años, solo se empezará a aplicar desde los 15 años, debido a que –expuso el funcionario– en esta sección empieza a incrementarse el riesgo.

“De 15 (años) en adelante aumenta progresivamente la mortalidad conforme aumentan los años de vida, la mortalidad de COVID. Esto se debe a distintos cambios que hay en el sistema inmune de las personas a partir de esa edad y hace que empiecen a ser más susceptibles”, explicó.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en 2020, COVID-19 fue la séptima causa de muerte en menores de un año, la sexta en personas de uno a cuatro años, la octava para los de cinco a nueve años, la novena para los de 10 a 14 años, en tanto que de los de 15 a 24 años, fue la sexta con 926 casos.

En tanto que la Secretaría de Salud reporta hasta la fecha, 435 personas de 15 a 19 años fallecidas por COVID-19, de los cuales, 226 son mujeres y 209 hombres.

La ampliación también se da tras sumarse decenas de amparos de familias para que vacunaran a sus hijos. En su momento, Hugo López-Gatell, estratega del gobierno para la pandemia COVID-19, aseguró que aun cuando cumplían con lo dictado por el poder Judicial, por cada amparo ganado para un menor se le quitaba la posibilidad a una persona de mayor riesgo de vacunarse.

Se fueron sumando más de estos recursos legales hasta que el Juez Séptimo de Distrito en el Estado de México ordenó incluir a los menores de 12 a 17 años en la Política Nacional de Vacunación contra COVID-19, decisión que fue impugnada por la Secretaría de Salud. No obstante, a una semana de ello, la dependencia anunció la inclusión de las personas a partir de los 15 años.

Bojalil Parra califica como «kafkiano» que los padres y los menores se tengan que amparar para acceder a las vacunas COVID-19, pues mientras el gobierno asegura que no hay suficiente evidencia para ello, en contraste ha aplicado vacunas de CanSino y Sputnik que no han recibido el visto bueno de la Organización Mundial de la Salud (OMS) porque no han presentado la información necesaria.

“Es kafkiano cuando los niños y los padres de menores se tengan que amparar. Es tremendo que en México no estén vacunando a los menores”, dice en entrevista. Para el especialista, “es un gran desacierto e invitación a potencial catástrofe”, porque esto puede generar que el virus ejerza una presión selectiva, de manera que las próximas variantes puedan afectar fundamentalmente a menores de edad dado que el resto de la población estaría vacunada.

Cuando el gobierno federal se rehusaba a vacunar a los menores en México, en Estados Unidos y en algunos países latinoamericanos como Chile, ya se estaba inmunizando a partir de los cinco años para generar la protección colectiva.

Padres de familia en la frontera han llevado a vacunar a sus hijos a Estados Unidos, también desde Nuevo León, el gobernador Samuel García (MC) ha estado organizando caravanas para cruzar al norte y que los menores reciban su dosis. Incluso, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) promueve la vacunación a partir de los cinco años, como ya se aprobó en ese país, pero en el consulado de Dallas, Texas.

Botón volver arriba