Austria ordena un nuevo confinamiento a su población por nueva ola de COVID-19.

Autoridades informaron que a partir del 1 de febrero la vacunación será obligatoria en todos sus ciudadanos.

Con la legada de una nueva ola de contagios de COVID-19, autoridades de Austria ordenaron el confinamiento a todos sus ciudadanos sin importar si estos están vacunados o no, con esta decisión se convierte en el primer Estado de Europa que adopta medidas drásticas frente al resurgimiento de la pandemia.

El canciller conservador Alexander Schallenberg anunció este endurecimiento de las restricciones este viernes tras reunirse con las autoridades locales, y explicó en una rueda de prensa que hay que «mirar la realidad de frente».

«No hemos logrado convencer suficientemente a la gente para que se vacune», dijo, explicando que las unidades de cuidados intensivos están ya registrando una situación crítica.

«Aumentar la cifra de vacunados es la única manera de salir de este círculo vicioso», agregó, explicando que esta medida será una especie de «boleto de salida» de la pandemia.

El confinamiento será temporal y se analizará en los próximos diez días cuales son las medidas que se podrían tomar para evitar el encierro total y permitir que la sociedad opere de manera normal.

Botón volver arriba