Declaran estado de emergencia en Países Bajos por protestas contra restricciones sanitarias.

Durante tres noches se registraron disturbios en la ciudad de Enschede, cerca de la frontera alemana

Luego de tres semanas consecutivas con disturbios en contra de medidas sanitarias, autoridades holandesas declararon estado de emergencia y solicitaron a las personas alejarse de las calles para evitar problemas.

«La policía está presente en el centro de Groningen para restaurar el orden», declaró una portavoz. Añadió que «varios pequeños grupos de personas realizan actos vandálicos».

Los problemas explotaron cuando se anunciaron nuevas medidas sanitarias para frenar la pandemia del COVID-19, la ciudad de Enschede, cercana a la frontera con Alemania ha sido la más afectada en la que se ha declarado estado de emergencia.

«Cinco personas fueron detenidas en el centro de la ciudad por incitar a la violencia pública. Nuestro llamado es que se vayan a la casa», agregó.

La policía efectuó un total de «19 detenciones por proferir insultos, entre otras cosas», señalaron las autoridades.

Las protestas se dan luego de que Holanda volvió a aplicar la semana pasada un confinamiento para enfrentar el incremento de casos de COVID-19, con una serie de restricciones sanitarias que afectan especialmente al sector de bares y restaurantes.
Botón volver arriba