LA CASA DEL HERRERO

Por Mauricio Ortega

 

El tiempo se acerca y Morena tiene que definir las candidaturas para las elecciones del próximo año y de acuerdo a las estimaciones, se dice que podría tomar por primera vez las gubernaturas que históricamente han sido bastiones de la oposición, como Hidalgo.

Pero ello pareciera ser un plato de segunda mesa para algunos destacados morenistas, que se encuentran empeñados en que antes que se realicen nominaciones – o designaciones disfrazadas – mediante encuestas, lo que les ocupa es la carrera por la sucesión.

Tres aspirantes declarados y varios, varios escenarios que tendríamos que tomar como parte de las labores que hoy desempeñan, nada de actos adelantados.

Una es Claudia Sheinbaum Pardo, a quien parece que las entrevistas con medios extranjeros le gustan. Primero apareció en una entrevista para la BBC de Londres y, además, firmó un artículo que es parte del especial anual de The Economist.

Luego, en forma casual, nada planeada, por supuesto, aparece en El País, diario español.

Pero antes de ello, un artículo científico y hasta asistió a tomas de protesta de varias nuevas gobernadoras de Morena.

El otro aspirante es Marcelo Ebrard; el canciller mexicano encabezó la sesión oficial del Consejo de Seguridad de la organización el lunes. Horas más tarde, las 11 empresas demandadas por nuestro país comenzaron con la presentación de argumentos para intentar desestimar las acusaciones que les hace México por su responsabilidad en el tráfico de armas.

En su visita a Nueva York, Ebrard se dio tiempo para inaugurar la calle “México-Tenochtitlán” en pleno Manhattan, pero días antes, el canciller también fue figura importante debido al buen sabor que dejó la IX Cumbre Trilateral de Líderes de América del Norte, especialmente por el celebrado discurso que ofreció López Obrador; palabras destacadas hasta por antagonistas naturales como Diego Fernández de Cevallos.

Marcelo Ebrard asistió a Roma, para la reunión del G20 y tuvo acercamientos con líderes globales, lo mismo se le vio junto a Angela Merkel que con Emmanuel Macron, Justin Trudeau y Pedro Sánchez.

Hay uno más: Ricardo Monreal, quien llamó a la prudencia a Claudia Sheinbaum, tras la publicación de El País; acto seguido, con micrófono en mano, el senador hizo un homenaje a José Alfredo Jiménez en su aniversario luctuoso.

Muy feliz junto al nieto del compositor en el mismísimo Salón Tenampa, en Garibaldi. No fue un video filtrado ni un festejo en privado, como tampoco son privadas sus aspiraciones presidenciales.

El momento lo compartió él mismo en sus redes. Hace una semana, no fue palomazo, fueron selfies junto al Canelo durante el homenaje que ofrecieron al entrenador del boxeador en el Senado.

Todos corren por el premio anhelado, pero aclaran que sin encuesta de por medio, que debe darse una designación, como en los viejos tiempos del priísmo con el cual se han mimetizado.

Botón volver arriba