Eslovaquia pide perdón por esterilizar ilegalmente a mujeres durante el régimen comunista.

Con la disculpa también se buscará aprobar una legislación para poder indemnizar a las víctimas

El gobierno de Eslovaquia aprobó una disculpa pública para todas las mujeres que fueron esterilizadas ilegalmente durante el redimen comunista en su país que duró entre los años 1948-1989, y también 15 años después de volver a la democracia.

Este solo es el primer paso en una serie de actividades que se buscan aprobar para poder reparar el daño a las victimas pues se espera que se apruebe una legislación que permita indemnizar a todas las víctimas que fueron sometidas a este procedimiento en contra de su voluntad.

«Pronunciamos nuestro pesar, por parte del Gobierno, por la situación en que se encontraron mujeres afectadas por la esterilización fuera de la ley», señala la declaración.

El dossier presentado en el consejo de ministros precisa que las esterilizaciones «fuera de la ley» se realizaron entre 1966 y 1989, y luego prosiguieron tras los cambios democráticos, entre 1990 y 2004, cuando se aprobó una ley que obligaba a un consentimiento informado 30 días antes de la operación quirúrgica.

En sus registros se sabe que sólo en 1987 los hospitales eslovacos practicaron mil 823 esterilizaciones sin las garantías legales y en 1988 fueron mil 625 los casos, según datos oficiales del Gobierno, siendo las afectadas en la mayoría mujeres de la etnia romaní.

Los hospitales realizaban estas operaciones a mujeres que habían tenido dos partos con cesárea, tras una recomendación que en la práctica se convirtió en coacción, como reconoce el material sobre el que deliberó hoy el Ejecutivo del conservador Eduard Heger.

«En la práctica hubo agitación por parte de los trabajadores sociales, presión verbal y se condicionó la obtención de servicios sociales a someterse a la operación», añade la declaración.

«Naturalmente esta petición de perdón es sólo el primer paso y confiamos en que, al igual que la República Checa, se aprobará una legislación que permita indemnizar a las mujeres», declaró Vanda Durbakova, representante de la Asesoría eslovaca de derechos humanos y cívicos.

Botón volver arriba