Crisis alimentaria en Afganistán provoca venta de recién nacidas por comida.

Familias venden a sus hijas en matrimonios arreglados para recibir sustento y alimentos.

Afganistán se encuentra enfrentando una crisis alimentaria y de escases de medicamentos luego de que Estados Unidos se retirara del territorio para dejar que luego de 20 años los talibanes recuperaran el poder en su país, por tal motivo, las familias han optado por vender a recién nacidas para arreglar matrimonios y así recibir sustento y alimentos.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Human Rights Watch el panorama actual en Afganistán y el nuevo régimen machista de los talibanes han afectado a la mayoría de mujeres que habitan la región, pues se tiene registro que bebés de tan solo 20 días de nacidas ya han sido vendidas por sus padres para ser casadas.

Según cifras de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el 28% de las mujeres afganas que actualmente tienen entre 15 y 49 años de edad fueron casadas cuando eran menores de edad, por lo que la mayoría de ellas sufrió abusos sexuales y maltratos sicológicos y físicos por parte de su esposo.

Esta situación no es algo nuevo, ya que desde hace varios años los matrimonios en que menores son ofrecidas a personas mayores en matrimonio son comunes. Incluso en algunas zonas de México estas practicas también ocurren.

A su vez, las menores que son víctimas de los matrimonios infantiles tienen prohibido ir a la escuela o tener un trabajo pagado que les permita comprar productos para satisfacer sus necesidades.

Botón volver arriba