Detienen a hombre que se cansó de esperar su pizza y amenazó con un arma a los trabajadores de una pizzería.

El hambriento y agresivo cliente utilizó una AK-47 cuando se le informó que su pizza tardaría 10 minutos en estar lista.

Un hombre cansado de esperar su pedido en una pizzería en Tennessee (EU) podría enfrentar una larga pena de prisión por amenazar a los empleados del establecimiento con un fusil AK-47 después de notificarle que su pizza estaría lista en 10 minutos.

El pasado 5 de noviembre, Charles Douglas Doty Jr., de 63 años, acudió a la pizzería, pero tras informarle el tiempo de espera de su pedido, exigió unos palitos de pan gratis. Al obtener una respuesta negativa, salió del lugar y regresó con el arma exigiendo la orden de inmediato.

«Honestamente [sentí] miedo y total incpiredulidad porque estaba sorprendido que [todo] fuera por una pizza de seis dólares», relató la exempleada de la pizzería al que Doty apuntó ese día con el rifle, Kimberleigh Murrell.

El hombre también amenazó a otro trabajador que intentó salir del local. Mientras, Murrell fue a la parte trasera del lugar y llamó a la policía. En medio de las amenazas, otro cliente que ya había recibido su pedido, le entregó a Doty su pizza para tratar de calmarlo. Tras ello, salió del lugar y huyó antes de que llegaran los agentes.

Más tarde, las autoridades encontraron al sospechoso, quien fue detenido y encarcelado bajo una fianza total de 90 mil dólares. El hombre enfrenta cuatro cargos de agresión agravada y uno de secuestro agravado. Está previsto que Doty comparezca ante el Tribunal Penal del condado de Knox el lunes 29 de noviembre.

Según recoge el medio local, el secuestro agravado es un delito mayor de clase A que se castiga con 15 a 60 años de prisión y una multa máxima de 50.000 dólares.

Botón volver arriba