Monreal espera que el evento del presidente no se convierta en el destape de Sheinbaum

Si el mandatario le levanta la mano, “nos acercaremos para que también nos levante a nosotros la mano”, señaló el senador.

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, confió en que el evento de este miércoles para celebrar los tres años de gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, no se convierta en un acto de destape de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Rechazó que se sienta olvidado por el titular del Ejecutivo federal y aseguró que en el ambiente de sucesión adelantada en el país, también se siente “apapachado”.

“Me siento tranquilo, no me siento olvidado, me siento querido y apapachado… por mi esposa (…). Me siento querido, aceptado y apapachado por el Presidente de la República, no me quejo, me siento con mucho calor”, expuso.

El político zacatecano fue cuestionado sobre las declaraciones del senador Germán Martínez, del Grupo Parlamentario Plural, quien afirmó que el acto por el tercer aniversario del actual gobierno será “el arranque de la campaña presidencial de Claudia Sheinbaum. Ya está bien, si eso quieren que lo digan con toda claridad, que lo digan abiertamente si es el arranque de Claudia Sheinbaum”.

“Espero que no (se convierta en un foro de destape de Sheinbaum), es mucho muy importante mañana la fiesta cívica de la mitad del mandato del Presidente de la República, es mucho más importante y yo espero que no, creo que los tiempos, aunque están adelantados, una sucesión demasiado adelantada, tampoco creo que se incurra en una situación así, porque alteraría todo el equilibrio que hasta ahora se ha mantenido dentro de Morena y con sus aliados”, manifestó.

Ante la insistencia de los representantes de los medios de comunicación respecto a qué sucederá si el Presidente López Obrador sí le levanta la mano a Sheinbaum, respondió: “Y si le levanta la mano, nos acercaremos para que también nos levante a nosotros la mano”.

Dijo que todos los senadores de Morena y de los partidos aliados fueron convocados para acudir al evento en el Zócalo capitalino y consideró que será una fiesta cívica y de celebración del Presidente.

Botón volver arriba