El ente antimonopolios dice que las gaseras subieron sus márgenes 145% en 5 años

De confirmarse este estudio, la Comisión Reguladora de Energía tendrá la facultad para regular los precios y las contraprestaciones de las empresas distribuidoras de gas.

El regulador antimonopolios ha concluido un estudio para determinar las condiciones en que opera el mercado de distribución de gas licuado de petróleo (gas LP) y su resultado ha sido contundente: entre 2016 –cuando se liberalizaron los precios del combustible– y 2021, los distribuidores aumentaron su margen de ganancia bruto en 145% a nivel nacional y el mercado no opera bajo condiciones de competencia que permitan a los consumidores acceder al insumo a precios accesibles.

Con este estudio, la Comisión Federal de Competencia (Cofece) abre la puerta a que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) intervenga en las contraprestaciones y tarifas a las que los participantes del mercado venden este combustible. Para esto aún falta un paso, el regulador antimonopolios debe de dictar una declaratoria de ausencia de condiciones de competencia, que aún demorara algunos meses.

Desde agosto pasado y por instrucciones presidenciales, la CRE estableció una metodología de precios máximos al gas LP, después de que estos tuvieran una racha ascendente derivado de factores internacionales y un desajuste en la oferta y demanda, como consecuencia de la pandemia. Pero hasta ahora, el regulador del mercado eléctrico no contaba con el visto bueno de la Cofece y con un documento que asentara un aumento en los márgenes de ganancia de los distribuidores.

El dictamen publicado este miércoles en el Diario Oficial de la Federación (DOF) aún es calificado por la Cofece como preliminar, lo que significa que los agentes económicos con interés jurídico pueden presentar pruebas o alegatos para que el pleno del ente antimonopolios dé una resolución final.

La Cofece dice que 213 de los 220 mercados de gas LP en los que está dividido el país operan bajo un gran nivel de concentración, con pocos competidores y con barreras regulatorias y también impuestas por los participantes actuales para la entrada de nuevas compañías distribuidoras.

El regulador antimonopolios ha concluido un estudio para determinar las condiciones en que opera el mercado de distribución de gas licuado de petróleo (gas LP) y su resultado ha sido contundente: entre 2016 –cuando se liberalizaron los precios del combustible– y 2021, los distribuidores aumentaron su margen de ganancia bruto en 145% a nivel nacional y el mercado no opera bajo condiciones de competencia que permitan a los consumidores acceder al insumo a precios accesibles.

Con este estudio, la Comisión Federal de Competencia (Cofece) abre la puerta a que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) intervenga en las contraprestaciones y tarifas a las que los participantes del mercado venden este combustible. Para esto aún falta un paso, el regulador antimonopolios debe de dictar una declaratoria de ausencia de condiciones de competencia, que aún demorara algunos meses.

Desde agosto pasado y por instrucciones presidenciales, la CRE estableció una metodología de precios máximos al gas LP, después de que estos tuvieran una racha ascendente derivado de factores internacionales y un desajuste en la oferta y demanda, como consecuencia de la pandemia. Pero hasta ahora, el regulador del mercado eléctrico no contaba con el visto bueno de la Cofece y con un documento que asentara un aumento en los márgenes de ganancia de los distribuidores.

El dictamen publicado este miércoles en el Diario Oficial de la Federación (DOF) aún es calificado por la Cofece como preliminar, lo que significa que los agentes económicos con interés jurídico pueden presentar pruebas o alegatos para que el pleno del ente antimonopolios dé una resolución final.

La Cofece dice que 213 de los 220 mercados de gas LP en los que está dividido el país operan bajo un gran nivel de concentración, con pocos competidores y con barreras regulatorias y también impuestas por los participantes actuales para la entrada de nuevas compañías distribuidoras.

Botón volver arriba