Gas Bienestar no impacta en la competencia del gas LP, indica la Cofece

La empresa del gobierno que busca revertir la escalada de precios no tiene efecto sobre el mercado y seguirá así, al menos en el corto plazo. Además, sus precios subieron 7.5% en menos de dos meses.

La Comisión Federal de Competencia Económica señaló que Gas Bienestar no representa una competencia real, a nivel nacional, para los mercados de gas LP. En este sentido, su creación tiene un impacto muy bajo en la nivelación de los precios y así lo seguirá siendo, al menos en el corto plazo.

El regulador concluyó un estudio para determinar las condiciones en que opera el mercado de distribución de gas licuado de petróleo (gas LP). Su resultado fue que los distribuidores aumentaron su margen de ganancia bruto en 145% a nivel nacional, en los últimos cinco años.

Gas Bienestar fue creada por el gobierno federal supuestamente para contrarrestar la escalada de precios del gas, pero su impacto ha sido nulo en la competencia, según señaló la investigación.

El estudio de la Cofece señaló que desde 2016, cuando se liberaron los precios de este combustible, el mercado no opera bajo condiciones de competencia que permitan a los consumidores acceder al insumo a precios accesibles. Y, la aparición de Gas Bienestar, por su pequeña escala, no puede resolver por sí solo este problema, al menos en el corto plazo.

“La capacidad de Gas Bienestar para competir efectivamente en la distribución de gas LP se encuentra limitada”, indica el dictamen preliminar sobre el mercado de distribución de gas LP de la Cofece.

Gas Bienestar inició operaciones el 31 de agosto de 2021, con un precio de 400 pesos por cada cilindro de 20 kilogramos y de 600 pesos por uno de 30. Sin embargo, al 11 de octubre, los precios pasaron a 430 y 645 pesos, respectivamente. Es decir, hubo un aumento de 7.5% en poco menos de dos meses.

En las condiciones en que opera el mercado, la Cofece se vio obligada a establecer precios máximos desde agosto. Pero con este nuevo estudio se abre la puerta para que la Comisión Reguladora de Energía intervenga en las contraprestaciones y tarifas a las que los participantes del mercado venden este combustible.

Para ello, la Cofece debe dictar una declaratoria de ausencia de condiciones de competencia.

“Esta declaratoria resulta relevante porque los mercados energéticos, como el del gas LP, tienen un efecto transversal en la economía. Cuando sus precios suben, aumentan los costos para producir otros bienes”, indica el regulador, pero para que esta declaratoria vea la luz aún se deben esperar algunos meses.

Mientras tanto, los mexicanos no han parado de ver cómo se incrementan, mes a mes, los precios del gas LP. En octubre, el alza fue de 8.20% mensual, pese a la política de precios máximos que opera desde agosto.

Botón volver arriba