Joven responsable de tiroteo en Míchigan ya presentaba problemas de conducta

Los padres de Ethan Crumbley, responsable del tiroteo que dejó cuatro muertos el miércoles en Míchigan, fueron citados el mismo día en que sucedió la masacre, así lo revelaron fiscales quienes lo acusaron como adulto por una decena de delitos, incluyendo asesinato, intento de asesinato y terrorismo por el tiroteo del martes en la Escuela Secundaria de Oxford, en el condado Oakland.

“Él llevó deliberadamente el arma a la escuela ese día con la intención de matar a todos los estudiantes posibles”, dijo el fiscal Marc Keast al solicitar que se le negara la fianza a Crumbley, quien fue trasladado a la cárcel desde una instalación juvenil.

No se ha mencionado el móvil de los asesinatos. Pero la fiscal Karen McDonald dijo que el ataque fue premeditado, de acuerdo con “una montaña de evidencia digital” contra Crumbley.

Los investigadores descubrieron que él grabó un video la noche previa donde habló de matar a estudiantes, dijo el teniente de la policía condal Tim Willis.

Los padres del menor fueron llamados a la escuela por una “conducta preocupante” en las aulas, aunque de momento no se ha dado a conocer cuál fue esa conducta.

Botón volver arriba