Gobierno Talibán prohíbe los matrimonios forzados en Afganistán.

Su nuevo decreto especifica que mujeres y hombres son iguales, por lo que nadie puede obligar a una mujer a contraer matrimonio

El Talibán ha compartido un nuevo decreto en el que se prohíben los matrimonios forzados en Afganistán ya que este considera a las mujeres y hombres como iguales, por tal motivo ninguna mujer podrá ser obligada o presionarla para contraer matrimonio en contra de su voluntad.

Hibatullah Akhunzada, quien es un clérigo escogido como el líder supremo del Talibán fue el encargado de compartir la nueva información, la medida se toma en un momento en que la pobreza aumenta en Afganistán después de que el Talibán tomó control en agosto ante el retiro de las tropas de Estados Unidos y la OTAN. Desde entonces, los gobiernos extranjeros han suspendido los fondos que habían sido un soporte de la economía.

«Ambos (mujeres y hombres) tienen que ser iguales», dice el decreto y «nadie puede obligar a las mujeres a casarse por coerción o presión».

A pesar de que este un «avance», el mismo decreto no ha especificado la edad permitida para contraer matrimonio, ya que en la actualidad se establece que a partir de los 16 años las personas se pueden casar.

Durante décadas, las mujeres en Afganistán eran tratadas como propiedad, como una moneda de cambio para pagar dinero de sangre o para poner fin a disputas o enemistades tribales. El Talibán ahora afirma que se opone a la práctica. También indica que una viuda ahora podrá volver a casarse 17 semanas tras la muerte de su cónyuge, con la libertad de escoger a su esposo.

 

Botón volver arriba