Fijan fianza de 500 mil dólares a cada uno de los padres del autor del tiroteo ocurrido en Michigan.

El sábado un juez impuso  una fianza de un millón de dólares a los padres del joven que mató a cuatro estudiantes de la Escuela Secundaria Oxford, después de que la policía los encontrara escondidos en un edificio comercial de Detroit.

James y Jennifer Crumbley se declararon inocentes de los cuatro cargos de homicidio involuntario en su contra durante la audiencia que se llevó a cabo en línea. El fiscal comento que el presunto culpable tenía pleno acceso al arma usada en los hechos.

Una de las juezas Julie Nicholson asigno una fianza de 500 mil dólares a cada uno de los padres, además de monitoreo durante las 24 horas GPS.

La abogada Shannon Smith acusó a los fiscales de «seleccionar cuidadosamente» hechos para divulgarlos públicamente, incluida la acusación de que su hijo adolescente tenía acceso irrestricto a las armas que los fiscales dicen que su padre le compró días antes del tiroteo.

Botón volver arriba