El presidente asegura que su administración si ha beneficiado a la clase media mexicana

Andrés Manuel López Obrador pone de relieve el freno a los gasolinazos y que no ha subido la luz y hay empleo.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que su administración ha implementado medidas para beneficiar a la clase media, como frenar los gasolinazos que se registraban en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El mandatario consideró que, a pesar de que su prioridad son los más pobres del País, se han implementado acciones que impactan de manera positiva en otros sectores de la sociedad, como evitar el incremento en las tarifas de electricidad o generar condiciones para que haya empleo.

“Pues se está ayudando mucho a todos y se beneficia a la clase media, es lo que estamos tratando. Imagínense el beneficio para la clase media que no haya gasolinazos, como era antes. Por recomendaciones de Claudio X González, papá, el Presidente Peña aumentó la gasolina de 10 pesos a 20 en el sexenio, revísenlo”, dijo.

“Nosotros no hemos aumentado, en términos reales, el precio de la gasolina, en tres años. Entonces ¿cómo se ayuda? Pues con eso, el no aumentar el precio de la luz, se ayuda a la clase media; el que se reactive la economía, no fue poca cosa el lograr que se ratificará el tratado con Estados Unidos y con Canadá, el llegar a un acuerdo con el presidente Trump”.

Según el tabasqueño, la administración federal ha ayudado a la clase media, gracias a la recuperación de la economía, afectada por la pandemia de Covid-19.

Desde Palacio Nacional, atribuyó las críticas contra su Gobierno a la pérdida de privilegios o a cuestiones de carácter ideológico.

“Claro que se ayuda, no es el problema de la clase media, que no esté siendo apoyada, se verdad se está apoyando más a los pobres, porque eso es lo más humano, pero también se está apoyando a la clase media”, explicó.

“El descontento es algún sector de la clase media que vivía al amparo del poder público, que obtenía privilegios y el otro descontento es más que nada ideológico, no es que estén afectados”.

López Obrador refirió que, en sus conversaciones con los empresarios más ricos del País, ha quedado claro que su Gobierno no ha provocado efectos negativos en sus negocios.

Insistió en que los señalamientos contra de su Administración son producto de la cancelación de contratos de publicidad a los medios de comunicación, a los que se llegó a destinar hasta 10 mil millones de pesos.

Por otro lado, expuso que las imágenes filtradas de su secretario particular, Alejandro Esquer, depositando dinero en un banco corresponden a un donativo para damnificados de terremotos y aseguró que las autoridades resolvieron que no fue un delito.

“El tribunal en su momento resolvió que no había ningún delito, pero aplican la máxima del hampa del periodismo de que la calumnia si no mancha, tizna. Están ahora desatados”, criticó este lunes en su rueda de prensa matutina en Palacio Nacional.

Contó que Morena recibió una denuncia durante la campaña electoral de 2018 por ese donativo, que fue investigado por el Instituto Nacional Electoral (INE), quien pidió a los bancos imágenes de las entregas del dinero.

“Ahora un periodista corrupto, Loret de Mola, da a conocer las tomas de la cámara del banco. Esta información ya la tenía el INE y el Tribunal Electoral”, dijo López Obrador.

 

Botón volver arriba