«Ah caray»: Intenta extorsionar a una joven y la acaba invitando a salir.

“Oye amiga, tienes una voz bien hermosa”, “¿ya desayunaste?”, se escucha al galante delincuente mientras realizaba la llamada.

México y la magia de su gente jamás nos desilusionarán, es por eso que en un nuevo capítulo que «Mi México Mágico» les compartimos la historia de un extorsionador que al intentar amedrentar a una mujer, «encontró el amor».

El vídeo fue compartido en Tik Tok, y en este se ve como una mujer graba una llamada telefónica que sostiene con un presunto secuestrador que tiene cautiva a una familiar, todo avanzaba como se acostumbra con las extorsiones a diferencia de que en un punto el delincuente opta por sacar sus dotes de galán para intentar conquistar a su víctima argumentando que tenía muy bonita voz.

“¿Piensas ayudar a tu familiar o prefieres que te corte la llamada y me la lleve?”, exclama un hombre del otro lado de la línea telefónica en la que supuestamente tiene al familiar de una joven que atiende la llamada en un intento de extorsión; “llévatela”, responde la joven con total seguridad e indiferencia, pues sabe que se trata de extorsión y espera la reacción del delincuente.

“Oye amiga, tienes una voz bien hermosa”, expresa el hombre, quien tras el agradecimiento de la joven le pregunta “¿ya desayunaste?” y le pide un número telefónico a la mujer luego de que esta le responde “no, ¿me invitas?”.

“Mejor te paso el de mi papá, que es policía… ¿te agrada?”, dirige la joven divirtiéndose ante el fallido intento del extorsionador, y quien termina respondiendo “sí, ¡no hay pedo!”, le indica ahora que su intención era la de salir con ella.

Posterior a esto el rufián le pide su número personal a la mujer a lo que ella se niega y le recomienda que le llame al número de casa. De inmediato el delincuente pregunta a que hora podrá localizarla o si puede llamar más tarde, a lo que la joven le responde que puede hacer la llamada pero no sabía si se encontraría en su hogar.

Lamentablemente el video queda hasta ese momento, por lo que desconocemos su su amor se pudo consagrar.

Botón volver arriba