BASURA GENERA 50 POR CIENTO DE INUNDACIONES


El Cenapred señala que cuando los desperdicios se tiran de manera desordenada, obstruyen la corriente de agua de lluvia, propiciando su estancamiento, lo que genera un foco de infección y a su vez un peligro para la salud.

Durante la temporada de lluvias, el 50 por ciento de los encharcamientos e inundaciones son provocados por la basura, pues en México, se producen 86 mil toneladas diarias de desechos, de la cual 13 por ciento están en las calles y el 87 por ciento restantes en los basureros.
Cuando la basura se tira de manera desordenada, obstruyen la corriente de agua de lluvia, propiciando su estancamiento, lo que genera un foco de infección y, a su vez, un peligro para la salud.
Esta problemática no solo se presenta en México, esto sucede en la mayor parte del mundo y como siempre la ciudadanía acusa a los gobiernos de todo este tipo de cosas, pero mientras no exista conciencia en la gente este problema seguirá por siempre.
Esta basura, junto con otros tipos de materiales, como lo relacionados a la construcción que están en las calle, generan obstrucción en el sistema de drenaje generando la inundaciones momentáneas pero muy rápidas de las zonas urbanas.
Pidió a la población tomar algunas medidas preventivas para ayudar a evitar este tipo de fenómenos, tales como mantener limpias coladeras para evitar que se tapen, depositar la basura en botes destinados para ese propósito y evitar tirarlos en la vía pública, informar a las autoridades de los cambios en los ríos y corrientes tales como aumento de nivel o cambio de olor, revisar las obstrucciones de sumideros y otras estructuras que impidan el desagüe de agua de lluvia, podar los árboles y recoger las hojas y ramas y reportar vehículos que descarguen cascajo o desechos de forma clandestina.
El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) pidió a la ciudadanía mantener las coladeras limpias para evitar que se tapen, depositar los restos en su lugar, no arrojarlos a espacios públicos, alcantarillas, barrancas y ríos.
Además, podar los árboles, recoger las hojas y las ramas para que no obstruyan el paso del agua e informar a las autoridades de los cambios en los ríos y quebradas, como el olor y el aumento o disminución del flujo de agua.
Así como revisar las obstrucciones de sumideros y otras estructuras que impidan el desagüe de agua de lluvia, también reportar vehículos que descarguen cascajo o desechos en forma clandestina.
La secretaria de la Comisión del Agua de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Janet Hernández Sotelo, alertó que más de tres mil 400 toneladas de basura en barrancas, presas, coladeras y drenaje llegan a ocasionar hasta el 50 por ciento de las inundaciones en la capital del país.
La asambleísta advirtió que de continuar arrojando basura al desagüe de la Ciudad de México, podría llegar el momento en que se tapen las salidas y no se pueda desalojar el agua de lluvia que rebase los 30 mm, que es la capacidad que actualmente tiene la ciudad para sacar aguas pluviales.
“Las intensas lluvias son un verdadero dolor de cabeza que azota a zonas vulnerables del Oriente, Norte y Sur de la Ciudad, principalmente en delegaciones de Iztapalapa, Tláhuac, Xochimilco y Gustavo A. Madero, por ello hago un llamado a la ciudadanía a evitar arrojar basura a la vía pública, que consecuentemente tapa las alcantarillas y drenaje en momentos cuando cae lluvias torrenciales”, comentó la diputada local.
La legisladora del sol azteca hizo un llamado a los habitantes de esta ciudad, para que eviten arrojar la basura, principalmente plásticos y solidos que “irremediablemente obstruyen las salidas de agua ocasionando que se acumule el agua de lluvia y por consecuencia que se inunde el lugar”.
De hecho, en la Ciudad de México, mil 74 toneladas de basura son recolectadas diariamente en las calles; tan solo en el Centro Histórico se recogen 447 toneladas al día, sobre todo plásticos y hules, los principales tapones de alcantarillas.

Previous Salario Rosa es un reconocimiento para mujeres mexiquenses: Del Mazo
Next Festeja Búfalos de Toluca 45 años con carrera atlética