UNA MILLONARIA JUBILACIÓN EN TIEMPOS DE AUSTERIDAD

Por Francisco Garfias

Lo que sigue es una mentada en tiempos de austeridad republicana. A Carlos Alberto Fuentes, hijo del líder del SUTERM, lo van a jubilar anticipadamente a los 45 años.
La prisa tiene que ver con el triunfo de AMLO. No vaya a ser que el próximo Presidente de la República impida el atraco (no se le puede llamar de otra manera).
El vástago del líder sindical es subgerente de Coberturas e Insumos de Producción, adscrito a la Subdirección de Finanzas de las oficinas nacionales de la CFE, de acuerdo al dictamen de jubilación anticipada, que emite la Gerencia de Relaciones Laborales de la citada Comisión.
El hombre se va con una pensión vitalicia de seis mil 660.26 pesos diarios (82% de su salario integrado), a partir del 16 de septiembre.
Pero hay más. Le concedieron una “prima legal de antigüedad” que suma siete millones 156 mil 887 pesos, por 26 años, 246 días de servicios.
Es lo que se lee en el dictamen 20/2018 JUB ANT de la Gerencia de Relaciones Laborales de la Comisión Federal de Electricidad.
Dice el documento:
“Solicitó la jubilación anticipada el propio trabajador, misma que autorizó el Director General de CFE, con la facultad que le otorga el acuerdo Número Cuarenta y Ocho de la Junta de gobierno de la Comisión Federal de Electricidad”.
Los abusos de la familia Fuentes son del dominio público. A su padre, Víctor Fuentes del Villar, líder del SUTERM, ya lo han balconeado en los medios.
En septiembre de 2015, El Universal publicó una nota sobre el veterano sindicalista que tituló: “Gana 20 mil pesos y tiene casas que valen 30 millones”.
Fuentes del Villar, 79 años, es célebre por el ritual que utiliza cuando sale a comer, generalmente a restaurantes de cinco estrellas.
Una larga fila de jóvenes mujeres, falda corta, lo espera cuando sale o entra y buscan llamar su atención en aras de ser contratadas en la CFE o lograr un aumento o una prestación.
Ése es el México que deberá cambiar con la “cuarta transformación”.
El nuevo dueño del PRD se llama Héctor Bautista, líder de la corriente Alternativa Democrática Nacional (ADN).
Es el que impuso a Ricardo Gallardo Cardona, un hombre con antecedentes penales, como coordinador de la bancada del PRD en la Cámara de Diputados.
La sorprendente designación es una muestra de que los otrora poderosos Chuchos pasaron a segundo término.
Saben del costo político que tendrá mantener el “liderazgo” de Gallardo, pero no tienen fuerza para evitarlo.
Tendrán que esperar un año para que la coordinación de la bancada en San Lázaro sea ocupada por un diputado de Nueva Izquierda. Ése es el acuerdo al que se llegó.
“Bautista sigue controlando buena parte del PRD. A pesar del tsunami de Morena, volvió a ganar Neza. Por eso urge una interna en el partido.
“Tendríamos una correlación de fuerzas al interior mucho más cercana a la realidad.
“En una interna, Nueva Izquierda volvería a controlar el partido. Impulsaríamos una línea política diferente y el llamado a un nuevo partido”, nos dijo un integrante de la corriente de Los Chuchos.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba